Especiales Ecclesia JMJ Rio 2013

El arzobispo de Río presidió una conferencia de prensa evaluativo

arzobispo de rio

El arzobispo de Río presidió una conferencia de prensa evaluativo

¨Dios actuó en medio de nosotros. Dios nos sorprendió¨, expresó el arzobispo de Río de Janeiro, Mons. Orani Joao Tempesta, en una conferencia de prensa evaluativa de la Jornada Mundial de la Juventud realizada en esta ciudad. ¨El Papa encantó a todos¨, dijo al destacar la alegría de los jóvenes llegados de todo el mundo al ver y escuchar al sucesor de Pedro. En la reunión de prensa se estimó que más de tres millones y medio de personas participaron de la JMJ Río 2013, que contó con actos en la playa de Copacabana, el gran parque Quinta Boa Vista, el enorme centro de convenciones Río Centro y en diversas parroquias de la ciudad, además de otros actos en museos o centros culturales. Los participantes inscriptos, que pagaron su inscripción, fueron 427.000 de 175 países, pero muchos otros jóvenes y personas mayores participaron de actos sin inscribirse, especialmente en las grandes concentraciones.
«Dios actuó en medio de nosotros. Dios nos sorprendió», expresó el arzobispo de Río de Janeiro, monseñor Orani Joao Tempesta, en una conferencia de prensa evaluativa del desarrollo de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) realizada en esta ciudad.

«El Papa encantó a todos», dijo, al destacar la alegría de los jóvenes llegados de todo el mundo al ver y escuchar al sucesor de Pedro.

En la reunión de prensa se estimó que más de tres millones y medio de personas participaron de la JMJ Río 2013, que contó con actos en la playa de Copacabana, el gran parque Quinta Boa Vista, el enorme centro de convenciones Río Centro y en diversas parroquias de la ciudad, además de otros actos en museos o centros culturales.

Los participantes inscriptos, que pagaron su inscripción, fueron 427.000 de 175 países, pero muchos otros jóvenes y personas mayores participaron de actos sin inscribirse, especialmente en las grandes concentraciones.

La estimación de los presentes en la misa de envío al final de la JMJ fue de unos 3 millones, setecientas mil personas, que cubrieron la extensísima playa de Copacabana y su avenida costanera y lugares adyacentes.

Ese lugar reemplazó a último momento al Campus Fidei, un gran espacio abierto previsto originariamente, distante del centro de la ciudad, que resultó anegado parcialmente por las lluvias. Según la estimación de este enviado, en realidad esto facilitó la participación de más personas, por tener Copacabana un contacto más fluido con transportes de ómnibus y metro, tener más fácil acceso y estar en una zona de alta concentración de población urbana.

Asistieron a la reunión de prensa unos setenta periodistas. La mayor parte de los presentes eran periodistas brasileños, aunque había algunos colegas de Italia y otros países. De la Argentina estaban este corresponsal de AICA, dos colaboradoras de la Conferencia Episcopal Argentina, que han hecho una buena labor resignando asistir a algunos actos para redactar material y mantener informados a sus compatriotas de la visita del Papa, de sus mensajes y de la actividad de los obispos argentinos a través del sitio Ecos CEA, Virginia Bonard y Roxana Alfieri, y también dos integrantes de la comisión organizadora de las jornadas, el joven Benjamín Paz, de Tucumán, y María Inés San Martín, de Rosario.

La reunión duró una hora y media. Entre otros muchos puntos, el arzobispo hizo hincapié en algunos aspectos: cómo rezaba el Papa y se persignaba cuando miraba el Cristo Redentor yendo en el helicóptero, cuántas crianças (criaturas, niños) fueron acercadas al papamóvil. Especialmente destacó el caso de un chico que se acercó a decirle algo al Papa y que lo hizo emocionar: ambos lloraron.

«Son bellísimas imágenes», dijo el arzobispo, y exultó: «Fue el Paraíso en Río de Janeiro. Somos deudores de eso nosotros, el primer país que el papa Francisco visitó después de su elección».

Destacó la confianza y la esperanza como tesoros que los jóvenes llevan para sus países. Y señaló: «Rezamos al Señor para que siga aconteciendo en sus vidas lo que vivieron estos días».

Ante algunas preguntas, el prelado relativizó el papel de las fallas que pudieron darse en la organización, los cambios, los imprevistos o los factores climáticos (como las fuertes lluvias), y al admitir las «cuestiones complejas» que ocurrieron, estimó que no afectaron los resultados y halló el encuentro «positivo, muy bonito». Más allá de los esfuerzos humanos indicó que ese hecho que llegó al corazón de tantas personas no se podría haber dado «sin la acción de Dios».

Agradeció también a los periodistas por haber actuado como ojos y oídos para muchos rincones del mundo, para que muchos pudieran participar a la distancia de esta fiesta.

Ante alguna pregunta en relación con palabras del Papa sobre los «gays», el obispo auxiliar de Río monseñor Antonio Augusto Dias Duarte, dijo que el Papa no cambió nada, que no hay cambio de doctrina. Cita al Catecismo y expresa un valor que ya está en la doctrina de la Iglesia, que es la proximidad con todas las personas. Está expresando lo que dijo mucho en estos días de que debemos promover una cultura de encuentro y de diálogo, apuntó. Dijo el obispo que una madre nunca ayuda o deja de ayudar a los hijos según su conducta. Sea cual sea la situación de cada uno, la Iglesia es madre y acoge a todos con la misericordia de Dios.

Cifras del encuentro
En la reunión, monseñor Joel Portella, vicario general de la arquidiócesis de Río, dio cifras del encuentro:

Los diez países con mayor número de inscritos fueron:
1) Brasil; 2) Argentina; 3) Estados Undios; 4) Chile; 5) Italia; 6) Venezuela; 7) Francia; 8) Paraguay; 9) Perú, 10) México.

El 55 % de los inscriptos fueron del sexo femenino y 45 %, masculino.

El 60 % del público inscripto tenía entre 19 y 34 años (había también muchos menores y no pocos mayores).

Los incriptos que solicitaron pedido de hospedaje a la organización fueron 180.000.

Plazas puestas a disposición de la organización para hospedaje en casas de familia e instituciones: 356.400. Evidentemente, no se pueden registrar los innumerables casos de quienes se hospedaron por su cuenta en hoteles, casas de amigos, etc. sin recurrir a la organización oficial. Como dos corresponsales de AICA que fueron acogidos con benevolencia en casa de un matrimonio que los invitó a comer, los llevó en auto a algunos lugares para entrevistas, les dio toda clase de ayudas y facilidades para que pudieran realizar mejor su labor.

En total colaboraron 60.000 voluntarios y actuaron unos 800 artistas en los actos centrales.

Hubo 6.000 periodistas acreditados, de 57 países.

Hubo 264 locales de catequesis, que se dio en 25 idiomas a distintos grupos (más allá de los idiomas oficiales del encuentro, que eran siete).

Hubo 100 confesionarios expuestos al aire libre en la Feria Vocacional en la quinta Boa Vista (de lo que dio cuenta AICA en una nota) y en otros lugares, como Largo do Carioca.

Se produjeron especialmente 4 millones de hostias, 800.000 de ellas para la misa final de envío. Este dato probablemente no tome en cuenta todas las distribuidas en muchas iglesias en las que asistieron a misa diariamente peregrinos y gente de la ciudad.

Hubo 644 obispos inscriptos, de los cuales 28 eran cardenales, y se inscribieron para participar 7.814 sacerdotes. Hubo también 632 diáconos.

El impacto económico, según el Ministerio de Turismo, fuente oficial, se estima que los visitantes desembolsaron 1.800.000 reales.

En cuanto a la limpieza: la entidad oficial Comulrb removió 345 toneladas de residuos orgánicos y 45 toneladas de materiales reciclables, durante la JMJ. Ese número representa un 10% menos de lo registrado en Río de Janeiro en la última noche del último Año Nuevo. Más allá de la lógica carga residual de folletos, cajas, envolturas, que puede encontrarse luego de grandes concentraciones de personas, resultó perceptible el cuidado de peregrinos y voluntarios por recoger residuos y mantener lo más limpia posible la ciudad.(Jorge Rouillon).

Fuente: www.aica.org

Print Friendly, PDF & Email

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas entradas