Iglesia en España Última hora

El arzobispo de Oviedo no pedirá el desalojo de los trabajadores encerrados en iglesias

«No seré yo como arzobispo quien reclame la actuación policial para proceder a un desalojo. No lo haré, como nunca lo hemos hecho en nuestra Iglesia diocesana en otras ocasiones». Así se ha manifestado Jesús Sanz Montes, arzobispo de Oviedo, ante el encierro de varios trabajadores en dos iglesias, en Avilés y en La Felguera. Se trata de profesionales del sector de la hostelería, que protestan por la situación crítica que atraviesa el sector.

El arzobispo de Oviedo ha publicado una nota en la que se solidariza con los protagonistas del encierro. «Nos hacemos solidarios de la justa reclamación de estos trabajadores que sufren en la carne propia de sus familias, sus puestos laborales y pequeños comercios, la deriva de una política a veces improvisada en sus medidas, mal orientada en sus soluciones dadas y de imprevisibles consecuencias para tantas personas», ha señalado.

«Las puertas de la Iglesia no se cierran nunca a quienes sufren por cualquier motivo, y no queremos cerrarlas precisamente cuando más se necesita la ayuda de la fe, el compromiso de la caridad y la fortaleza de la esperanza. Son muchos los que vienen a nuestras iglesias para encontrar lo que necesitan en estos tiempos duros que nos ponen a prueba», ha añadido Sanz Montes.

Al mismo tiempo, ha pedido a quienes permanecen dentro de los templos respetar las medidas sanitarias «para no poner en riesgo la salud de nuestros fieles cristianos siendo también respetuosos con quienes acuden a las iglesias por motivos estrictamente religiosos y humanitarios».

Regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

REGISTRARME