Iglesia en España Nacional

El arzobispo de Madrid, el cardenal Rouco Varela, regala al Papa un cuadro realizado por niños madrileños

rouco-papa-francisco

El arzobispo de Madrid, el cardenal Rouco Varela, regala al Papa un cuadro realizado por niños madrileños

Esta mañana, el más de medio millar de peregrinos madrileños presentes en Roma con motivo de la clausura de la Misión Madrid han asistido a la Audiencia General de los miércoles con el Papa Francisco, en San Pedro del Vaticano. Al finalizar la misma, el Cardenal Arzobispo de Madrid, Antonio Mª Rouco Varela, se ha acercado al Santo Padre para saludarle. Durante el encuentro personal, de abrazos y sonrisas, en el que han mantenido una distendida conversación, el Cardenal le ha hecho entrega de un regalo especial: un cuadro realizado por niños madrileños, y que le fue entregado al Arzobispo de Madrid para regalar al Santo Padre ayer, al finalizar la Misa que celebró con los peregrinos madrileños en el altar de la Cátedra de San Pedro. El cuadro enmarca con la bandera de España la foto del Papa, con nueve niños de la Misión Madrid. En él puede leerse una frase que dice “Apóstoles del Siglo XXI. Gracias Francisco”.
Antes de este encuentro con el Santo Padre, el Papa ha impartido una catequesis a los peregrinos presentes, en la que ha recordado que “Dios ha querido formar un pueblo que lleve su bendición a todos los pueblos de la Tierra. En Jesucristo, lo establece como signo e instrumento de unión de los hombres con Dios y entre ellos. De ahí la importancia de pertenecer a este pueblo”.

Para Francisco, “nosotros no somos cristianos a título individual, cada uno por su cuenta. Nuestra identidad es pertenencia. Decir «soy cristiano» equivale a decir: «Pertenezco a la Iglesia». Soy de ese pueblo con el que Dios estableció desde antiguo una alianza, a la que siempre es fiel. De aquí nuestra gratitud a los que nos han precedido y acogido en la Iglesia, quienes nos han transmitido la fe, enseñado a rezar y pedido para nosotros el Bautismo. Nadie se hace cristiano por sí mismo. La Iglesia es una gran familia, que nos acoge y nos enseña a vivir como creyentes y discípulos del Señor. Y no sólo somos cristianos gracias a otros, sino que únicamente podemos serlo junto con otros. En la Iglesia nadie va «por libre». Quien dice creer en Dios pero no en la Iglesia, tener una relación directa con Cristo fuera de ella, cae en una dicotomía absurda. Dios ha confiado su mensaje salvador a personas humanas, a testigos, y se nos da a conocer en nuestros hermanos y hermanas”.

Por último ha dirigido, entre otros, un saludo en español a los peregrinos madrileños. En él les ha insistido: “Recuerden que, como cristianos, no podemos prescindir de los demás, de la Iglesia; no podemos salvarnos por nosotros solos. Ninguno va por libre. Somos un pueblo que camina”.

Peregrinación diocesana a Roma
Desde el pasado lunes, más de medio millar de madrileños se encuentran en Roma participando en la peregrinación diocesana organizada con motivo de la clausura de la Misión Madrid. Además de la audiencia celebrada esta mañana, los peregrinos madrileños han podido disfrutar hoy de una comida fraterna. Y esta tarde acudirán a la Iglesia de San Lorenzo in Damaso, donde el Cardenal Rouco celebrará la Eucaristía. Además, ayer por la mañana pudieron asistir a una Misa celebrada por el arzobispo diocesanno en el altar de la Cátedra de San Pedro.

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email