Diócesis Iglesia en España

El arzobispo curial Claudio Maria Celli, en Valencia

Celli

El arzobispo curial Claudio Maria Celli, en Valencia

El Presidente del Pontificio Consejo para las Comunicaciones Sociales y asistente internacional de la Fundación Centesimus annus Pro Pontifice, monseñor  Claudio Maria Celli ha participado  en el encuentro de esta Fundación con empresarios y profesionales en el que ha manifestado que los cristianos “no somos discípulos de una ideología, seguimos a una Persona que entra en nuestra vida y nos lleva por un camino particular”.

Monseñor Celli, lamentando que en ocasiones “repetimos palabras sin bajarlas al corazón”. Así, ha vuelto a leer el versículo del Salmo que dice ‘Él no olvida jamás al pobre, ni la esperanza del humilde perecerá’.

En su intervención, en la Eucaristía de clausura del encuentro  en la que ha comentado un texto de San Lucas en el que aparecen los saduceos, se ha referido a que el problema no es “dónde se ubica uno en la Iglesia, ya que la Iglesia tiene una dimensión muy amplia”, sino que se trata de “ver dónde está el corazón de cada uno y observar que uno no es discípulo de una ideología”.

“No somos discípulos de una ideología, somos seguidores de una persona que ha entrado en nuestra vida y lleva nuestra vida por un camino particular”, ha expresado.

En este sentido, Monseñor Celli se ha detenido en recordar que “todos somos un poco saduceos, puesto que, a veces, tampoco nosotros creemos mucho en la Resurrección”.

El Presidente del Pontificio Consejo para las Comunicaciones Sociales ha aducido que “no cuesta nada pronunciar la profesión de fe del Credo”. “El problema es cómo esto entra en mi vida” y cómo “la resurrección de Jesús me transforma, no me deja abajo, me lleva adelante. El espíritu del Resucitado está conmigo, transforma mi corazón y transforma mi vida”, ha añadido.

Por este motivo ha recordado al Papa Francisco cuando dice que sabe que “ciertas palabras suyas molestan porque van contrapelo, porque no ablandan, sino que toman a uno en contra. Muchas veces uno prefiere una vida pacífica, eso sí, muy devoto, muy piadoso, voy a misa los domingos, rezo de vez en cuando el rosario, hago una peregrinación… pero todo sigue igual”, ha lamentado.

Monseñor Celli ha subrayado que la resurrección de Jesús no acaba de entrar en las vidas de los cristianos, no transforma y no da una vida nueva. “Somos unos paganos que rezan de vez en cuando un poco más que los otros”, ha ironizado.

Al respecto, Monseñor Claudio Celli ha exhortado a buscar el “encuentro con Él”, porque es la “fuente de mi compromiso y me ayuda a caminar”. “Hay momentos –ha continuado- en que me consuela, porque a veces no puedo orar, estoy cansado, amargado, entristecido, los problemas de la vida, de una enfermedad o del trabajo me hacen sentirme solo y me viene bien escuchar a mi Señor y ver que me dice ‘no tengas miedo, yo estoy contigo todos los días.

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email