Revista Ecclesia » El arzobispado de Tarragona aparta a un sacerdote «de toda responsabilidad pastoral» durante quince años
Iglesia en España Última hora

El arzobispado de Tarragona aparta a un sacerdote «de toda responsabilidad pastoral» durante quince años

El sacerdote Manuel Fuentes Gasó tendrá prohibido durante quince años «ejercer ninguna responsabilidad pastoral en una parroquia u organismo diocesano». Así lo ha hecho público el arzobispado de Tarragona, tras haber llevado a cabo una investigación interna por un caso de abusos sexuales a menores.

El arzobispado, que recibió la denuncia en febrero de 2020, estudió los presuntos abusos sexuales que habrían sido cometidos hace más de tres décadas cuando la víctima contaba con 17 años de edad.

En el comunicado, la archidiócesis informa de que, aunque el caso ha prescrito para la justicia civil, ha solicitado al Vaticano que se levante la prescripción canónica «con la voluntad firme de evitar cualquier clase de impunidad, aunque haya prescripción de los hechos».

Solo funciones administrativas

La inhabilitación del presbítero implica que a partir de ahora solo podrá realizar funciones administrativas y colaborar puntualmente con alguna misa o entierro, pero tendrá prohibido ejercer ninguna responsabilidad pastoral en una parroquia.

«La prohibición del ejercicio público del ministerio presbiteral y de la docencia eclesiástica durante un año», se suma a la de tener «voz y voto como canónigo en el Cabildo de la Catedral» y la de ejercer responsabilidad pastoral alguna «en una parroquia u organismo diocesano». En este sentido, solo podrá ser nombrado adscrito a una parroquia, comunidad u organismo diocesano «con la prohibición expresa de estar con menores de edad sin la presencia de un adulto», detalla la nota.

Pedir perdón a la víctima

Al mismo tiempo, el arzobispo Joan Planellas ha exhortado al sacerdote «a ponderar su comportamiento y asumir el firme propósito de llevar una vida de acuerdo con la dignidad que corresponde a su ministerio presbiteral y a considerar la manera más oportuna de pedir perdón a la víctima».

Por último, desde el arzobispado de Tarragona se «reafirma su condena ante todo abuso sexual, de poder y de conciencia, especialmente cuando haya sido cometido por un clérigo contra un menor, e invita a denunciar estos hechos a las autoridades civiles y a la Comisión de Prevención los Abusos del Arzobispado, en le teléfono 628 426 853 o mediante la dirección de correo electrónico oficina.abusos@arqtgn.cat».



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa