Cultura Última hora

El artista canario Pepe Dámaso dona a la diócesis de Mallorca cuadros del beato Ramón Llull

El artista grancanario Pepe Dámaso ha donado a la diócesis de Mallorca tres series de cuadros y una escultura que realizó en 2015 con motivo del séptimo centenario de la muerte del beato Ramón Llull, que representan lo mejor que puede dar: «espiritualidad y belleza».

En su casa taller, situada en el barrio de La Isleta de la capital Gran Canaria, se ha llevado a cabo la firma de la donación de esta treintena de obras (pinturas, fotografía y collage, aparte de la escultura), que Dámaso ha afirmado que tienen un significado «muy especial» por la admiración que siente por la figura de Llull y porque la concluyó tras superar un problema de salud. Esta obra es fruto del «esfuerzo constante damasiano» y le sirvió para «volver a la vida», ha manifestado el artista, quien ha señalado que de Llull le interesó, sobre todo, el «mundo creativo» que plasmó en sus libros, que se conservan en el archivo diocesano de Gran Canaria. «Son los libros más antiguos de Canarias», ha remarcado Dámaso y constituyen el legado que dejaron los misioneros mallorquines que estuvieron en las islas y que este viernes ha tenido la oportunidad de ver el vicario episcopal de Patrimonio y Cultura de Mallorca, Fancesc Vicens: «Una joya bibliográfica».

Exposición temporal

El vicario, que ha firmado la escritura de donación en lugar del obispo porque no pudo viajar a Gran Canaria, ha expresado su agradecimiento a Dámaso y ha asegurado que es «un privilegio» poder contar con estas obras que ampliarán el «patrimonio cultural y de fe de la isla» y que podrán disfrutar «creyentes y no creyentes». La intención del obispado es exponerlas de manera temporal en Mallorca, en la iglesia de Santa Eulalia (S.XII), que fue donde se celebró la muestra «Luz de Llull» en 2015, y después ya pensarán dónde exhibir una selección significativa, ha indicado.

Para Vicens, la obra donada por Dámaso supone una «oportunidad de lujo para poner en valor la belleza, que es consustancial con la fe» e «indispensable» para mejorar el mundo. Además, en tiempos difíciles como estos, por la crisis provocada por la pandemia de coronavirus, la bondad se valora de forma especial, ha señalado el vicario.

Una escultura destacada

Dámaso, que ha confiado en que su donación sirva de ejemplo para otras personas que también pueden dar mucho, ha explicado que en las obras que creó sobre Llull, hay «surrealismo» y un juego con «las letras, la creación, lo cósmico y la espiritualidad y vegetación canaria». De todas ellas, ha destacado la escultura, pues simboliza la historia que se cuenta sobre la persecución de Llull a caballo de una joven que tenía cáncer de pecho y a la que siguió hasta el interior de la iglesia de Santa Eulalia.

El galerista mallorquín Juan Guaita, fue fue el que animó a Pepe Dámaso para que se adentrara en la obra de Llull, así como Carmensa de la Hoz, que ha sido comisaria de la mayoría de sus exposiciones, han acompañado al artista grancanario, en un acto emotivo que le ha traído recuerdos de su niñez en Agaete, su pueblo natal, según ha desvelado.

Regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

REGISTRARME