Congreso de Laicos Iglesia en España

El acompañamiento, un servicio de la Iglesia

Covadonga Orejas, religiosa Vedruna del equipo Ruaj, ha animado a que «la incorporación de laicos, religiosos y seglares, varones y mujeres, en el acompañamiento, visibilice de forma real el reconocimiento de este ministerio». Lo ha asegurado durante la conferencia inicial del itinerario de acompañamiento, uno de las cuatro líneas sobre las que se desarrolla el Congreso de Laicos. El equipo Ruaj es un proyecto vedruna que pretende «abrir espacios para la comunicación y el encuentro».

En su charla, Orejas ha defendido que «la Iglesia necesita de la mirada cercana para contemplar, conmoverse y detenerse ante el otro cuantas veces sea necesario». De todos los elementos que pueden encontrarse en el acompañamiento, ha destacado tres: llegar al crecimiento pleno, anunciar a Jesús, y alentar la Vida, así, con mayúsculas.

Sobre el acompañar en el crecimiento, Orejas ha comunicado que «significa, entre otras cosas, que las personas se desarrollen en lo posible, que tomen decisiones lúcidas acordes con la vocación de cada uno».

La religiosa experta en acompañamiento ha calificado de «indispensable» la recuperación del acompañamiento espiritual en la conclusión de su charla. «No solo para los creyentes que buscamos vivir la vida a la luz de la fe, sino también para el conjunto de la Iglesia y de nuestro mundo», ha añadido.

Los acentos del acompañamiento según el contexto

Orejas ha destacado también cuáles pueden ser las claves de las diferentes líneas de acompañamiento: para la iniciación cristiana, el discernimiento vocacional y la increencia, aseguró que «vivir en clave de misión es la propuesta». Ha añadido una invitación a «formar comunidades cristianas que acogen y acompañan, que tienen como prioridad atender a los últimos».

En relación al acompañamiento para familias, jóvenes y escuela, Orejas ha destacado que «hace falta favorecer procesos en los que, aquellos a quienes acompañamos en el crecimiento, encuentren nuestra mediación, lo que hemos llamado pan, palabra y proyecto».

Otro conjunto de líneas es el de las situaciones de sufrimiento, precariedad y vulnerabilidad. Sobre el acompañamiento en estas realidades, Covadonga Orejas ha dicho que «la clave para acompañar y no abandonar en estas situaciones es hacer con otros, tender la mano y contar con, no hacer por». Una actitud que «nos pide despojo, aprender una gestión de emociones que no se improvisa».

Se ha detenido en el arte, la ciencia y la pedagogía, otras tres líneas que se trabajan en este congreso. «Repensar el acompañamiento mismo, en los contextos de hoy, requiere revisar lo que supone vivirlo en cada ámbito», ha afirmado.

02_acompañamiento_congresolaicos
Print Friendly, PDF & Email