llegada de los monjes paulinos polacos al monasterio de Yuste
Carta del Obispo Iglesia en España

El 10 de marzo, celebración de la llegada de los monjes paulinos polacos al monasterio de Yuste

Un gran día para la diócesis, por Amadeo Rodríguez Magro, obispo de Plasencia

 Queridos diocesanos: En esta ocasión os escribo para compartir con todos vosotros una noticia que, me consta,  era muy deseada en nuestra diócesis y yo diría que en toda Extremadura: por fin vamos a celebrar la restauración de la vida monástica en el por tantas cosas singular Monasterio de Yuste. Desde hace unos días vive ya una pequeña comunidad, que irá aumentando poco a poco a medida que vayan llegando más religiosos de nuestros ya muy queridos Paulinos.

Celebraremos entre todos lo que hemos deseado desde que los Jerónimos decidieron dejar el Monasterio; y en esa celebración queremos darle gracias al Señor, que es el gran hacedor de todo lo que allí está sucediendo. Por supuesto, estáis todos invitados a compartir este gran día para la Diócesis de Plasencia. Será un día feliz, que sumaremos a cuantos se hayan vivido a lo largo de más de ocho siglos de nuestra historia.

El Monasterio de Yuste se convertirá de nuevo en corazón espiritual de nuestra Iglesia diocesana y eso, como es lógico, no puede pasar desapercibido. Por gratitud a cuantos lo han hecho posible y, sobre todo, insisto, a Dios nuestro Señor, queremos poner de relieve y convertir en una fiesta cristiana este acontecimiento de nuestra historia presente. Por eso dirijo esta invitación a todos los diocesanos, aunque soy consciente de que la mayoría no podrá asistir. Quiero, no obstante, que tengáis noticias de primera mano de lo que allí va a suceder.

Dios mediante, celebraremos una solemne Eucaristía el domingo 10 de marzo en la capilla del Monasterio de Yuste, para inaugurar la presencia de los Padres de la Orden de San Pablo Primer Eremita en ese Monasterio. La hora es a las 5 de la tarde. Se trata de un acontecimiento con el que la comunidad diocesana quiere ofrecer su afecto y oración, y como señal de acogida, a estos hermanos que han llegado hasta esas tierras veratas desde su Polonia natal.

Por eso, este acontecimiento quiere ser también un gesto de gratitud a los Paulinos por habernos ayudado a conservar la vida monástica masculina en el único Monasterio de este género en Extremadura. Y será, por supuesto, una acto de presentación pública de lo esencial de ese lugar emblemático que, si bien tiene connotaciones históricas, culturales y sociales, su raíz y su verdad las tiene en que nació y vivió de la presencia de contemplativos, es decir, hombres dedicados a la oración y a la alabanza divina, que en realidad fue lo que atrajo al Emperador en su corta estancia antes de morir.

Con ocasión de este acontecimiento, os invito a todos a crecer en aprecio a la Iglesia diocesana, acogiendo con alegría y como propio todo lo que sucede en ella. Os invito sobre todo a alegraros porque nuestra Iglesia se sigue renovando también en este siglo XXI; sin olvidarnos de que lo que vamos a celebrar es una continuación de lo que comenzó allá por los comienzos del siglo XV: la aventura espiritual de Pedro Brañes y Domingo Castellanos, dos jóvenes placentinos que quisieron iniciar una experiencia eremítica que luego, durante siglos, continuó la Orden de San Jerónimo.

Con mi afecto y bendición.

+ Amadeo Rodríguez Magro

Obispo de Plasencia

 

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email