Internacional

EEUU: El presidente del episcopado convoca a una Jornada Nacional de Oración

EEUU: El presidente del episcopado convoca a una Jornada Nacional de Oración y nombra grupo de trabajo especial para promover la paz y la unidad

En vista de los últimos incidentes de violencia y tensión racial en comunidades de diversas partes de los Estados Unidos, el presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos (USCCB), monseñor Joseph Kurtz, ha invitado a todas las diócesis del país a unirse en una Jornada de Oración por la Paz en Nuestras Comunidades. También ha nombrado un grupo de trabajo especial para que apoye a los obispos en la realización de dicha Jornada de Oración, y en forma más amplia en la promoción de la paz y la sanación durante este tiempo de gran tensión en la sociedad civil.


El 8 de julio, en su respuesta inicial e inmediata a los tiroteos con tintes raciales en Baton Rouge, Minneapolis y Dallas, el arzobispo Joseph E. Kurtz de Louisville, Kentucky, señaló la necesidad de buscar maneras en que la Iglesia Católica pueda acompañar y ayudar a estas comunidades sufrientes. Las iniciativas anunciadas hoy comienzan a abordar esta necesidad.

“He resaltado la necesidad de examinar maneras adicionales de fomentar un diálogo abierto, honesto y cívico en la problemática de las relaciones raciales, la justicia restaurativa, la salud mental, las oportunidades económicas, y abordar la cuestión de la violencia generalizada con armas de fuego”, dijo el arzobispo Kurtz. “La Jornada de Oración y el Grupo de Trabajo especial nos ayudarán a avanzar en esa dirección. Dando un paso adelante para abrazar a los sufrientes, a través de la acción unificada y concreta animada por el amor de Cristo, esperamos fomentar la paz y tender puentes de comunicación y ayuda mutua en nuestras propias comunidades”.

La Jornada de Oración en Nuestras Comunidades se celebrará en la fiesta de San Pedro Claver, el 9 de septiembre, y servirá como punto focal para la labor del grupo de trabajo.

El propósito del Grupo de Trabajo es ayudar a los obispos a acometer estos difíciles problemas directamente, por diversos medios: recolectar y difundir recursos de apoyo y “mejores prácticas”; escuchar activamente las preocupaciones de los miembros de las comunidades aquejadas así como de los agentes del orden; y construir relaciones sólidas para ayudar a prevenir y resolver los conflictos. El Grupo de Trabajo concluirá su labor con un informe sobre sus actividades y recomendaciones para el trabajo futuro a la Asamblea General de noviembre.

El arzobispo Wilton D. Gregory de Atlanta, ex presidente de la USCCB, presidirá el grupo de trabajo.
“Es un honor para mí dirigir este Grupo de Trabajo, que ayudará a mis hermanos obispos, individualmente y como grupo, a acompañar a las comunidades sufrientes en el camino hacia la paz y la reconciliación”, dijo el arzobispo Gregory. “Somos un solo cuerpo en Cristo, así que debemos caminar con nuestros hermanos y hermanas y renovar nuestro compromiso de promover la sanación. El sufrimiento no está en otra parte, o en otra persona; es nuestro, está en nuestras propias diócesis”.

Otros miembros son: el arzobispo Thomas G. Wenski de Miami, presidente del Comité de Desarrollo Social Doméstico de la USCCB; el obispo Shelton J. Fabre de Houma-Thibodaux, Luisiana, presidente del Subcomité de Asuntos Afroamericanos de la USCCB; el obispo John H. Ricard, SSJ, obispo emérito de Pensacola-Tallahassee, Florida, ex presidente del Subcomité para la Iglesia en África de la USCCB, miembro del Subcomité de Asuntos Afroamericanos de la USCCB, y miembro del directorio del Congreso Nacional Católico Negro; y el obispo Jaime Soto de Sacramento, California, presidente del Subcomité de la Campaña Católica para el Desarrollo Humano (CCHD) de la USCCB.

El Grupo de Trabajo tendrá también numerosos obispos consultores, entre ellos el vicepresidente de la USCCB cardenal Daniel N. DiNardo de Galveston-Houston, así como obispos cuyas jurisdicciones han experimentado violencia extrema con armas de fuego, o que aportan conocimientos o experiencias especiales en cuestiones relacionadas. Un poco más adelante se nombrará un número igual o menor de consultores laicos con competencias pertinentes.

Fuente: Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos

Regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

REGISTRARME

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.