Última hora

ECCLESIA 4.036: Compromiso

Una semana más, y van 4.036, el Equipo ECCLESIA ofrece un número de la revista de la Conferencia Episcopal y un encarte de Jordi Bertomeu, de la Congregación para la Doctrina de la Fe, sobre la prevención de los abusos sexuales, tras cumplirse un año del motu proprio Vos estis lux mundi.

Esta semana queremos destacar:

  • La entrevista que José Ignacio Rivarés le ha hecho al obispo auxiliar de Bilbao, Joseba Segura: «Aun sin coronavirus, la “nueva normalidad” se llama “inestabilidad”». No te la pierdas porque Joseba Segura es un hombre profundo que con la Doctrina Social de la Iglesia en la mano realiza una reflexión muy necesaria a nivel económico.
  • El periodista Carlos González nos ofrece un reportaje sobre los misioneros por el mundo en tiempos de pandemia: « Estoy aquí para dar la vida por cada uno de mis hermanos». Dialoga con: José Luis Garayoa, agustino recoleto en Texas; Pilar Justo, misionera comboniana en Chad; Natale Paganelli, administrador apostólico en una diócesis de Sierra Leona; Pilar Sainz, misionera en Esmeraldas (Ecuador); y Rolando Ruiz, misionero mexicano en Madrid.
  • Las cifras del servicio que realiza la Iglesia en España.
  • Los rostros que hacen Iglesia, de Asier Solana.

Además, lee las tres opiniones de la semana:

  • Economía poscoronavirus. ¿Qué hemos aprendido?, por Fernando Bonete
  • Empecemos por nosotros, por Isaac Martín
  • ¿Medio ambiente o ambiente medio?, por Fernando Chica

Descárgate aquí el Número 4.036

Además, lee el Encarte sobre la prevención de abusos

Compromiso. Es nuestra #PortadaEcclesia. Porque avanza el tiempo, avanza la crisis del COVID-19 y avanza también una cierta confusión, ansiedad y frustración que sufren miles de personas al ver como su futuro se desmorona. Nos esperan cambios trascendentales en nuestra manera de entender el mundo y en nuestros estilos de vida. Ojalá cambiemos con responsabilidad nuestra forma de vivir para que otros puedan sobrevivir. Una de las pocas certezas que tenemos ahora es que es momento, más que nunca, de cuidarnos y de cuidar a los demás. Cuidar a los de cerca y cuidar a los de lejos. Con compromiso. Mirando al mundo globalmente para que encarnemos el Evangelio comprometiéndonos con quienes ahora mismo sufren la pandemia sanitaria. Por eso, responsabilidad, compromiso, solidaridad global, mirada amplia y generosa con quienes no tienen capacidad para afrontar esta crisis.

Print Friendly, PDF & Email