Iglesia en España Última hora

ECCLESIA 4.033: Si tú das, todos reciben

Esta semana el número 4.033 de Ecclesia nos regala un reportaje del periodista Carlos González sobre la ayuda que varias organizaciones de Iglesia están realizando en Madrid. Son tiempos difíciles y las calles nos muestran ya las largas colas en nuestras parroquias y asociaciones para pedir algo para comer.

Descárgate aquí el número 4.033

Además:
Fernando Giménez Barriocanal nos presentó esta semana las cuentas de la Iglesia y pidió la suscripción parroquial «para salir juntos de la crisis»
José Ignacio Rivarés entrevista esta semana al obispo claretiano Josep Maria Abella: «La cercanía y el acompañamiento dan credibilidad a nuestro anuncio»
– La Fundación Pablo VI organizó otro Foro sobre el mundo post COVID. Esta vez con el diálogo entre Julio Martínez sj, rector de la Universidad Pontificia Comillas, y Juan José Laborda, expresidente del Senado y director de la Cátedra Monarquía Parlamentaria de la Universidad Rey Juan Carlos.
Asier Solana entrevista a Ester Palma, misionera española que vive en Corea: «Qué bueno es cuando se reconocen los errores»
– Opinión:
     – Dios… lo colocó en el jardín… para que lo guardara y lo cultivara, por Jesús Fernández
– Llamados a anunciar la «historia de las historias» en la Red, por Isaac Martín
Las colas del hambre siguen en las mismas puertas. En las de siempre. Sí, en las de nuestras parroquias, nuestras asociaciones, nuestras comunidades. La Iglesia ha reafirmado, también en pandemia, su compromiso con los que más sufren. Las consecuencias de esta crisis se plasman en nuestra #PortadaEcclesia que quiere ser una llamada a multiplicar la solidaridad. Porque cuando nosotros damos, la Iglesia lo entrega todo y es capaz de multiplicarlo. Por eso, seguimos pidiendo la colaboración de todos para seguir ayudando a tantas personas que con la cabeza baja necesitan apoyo de todo tipo… sobre todo, comida. En estos momentos de incertidumbre falta lo básico. Y la Iglesia es la única que no deja a nadie atrás. Nuestras manos son necesarias, también nuestra colaboración económica para seguir poniendo a disposición de todos aquello que tenemos.
Print Friendly, PDF & Email