Editorial Revista Ecclesia
Editorial Revista Ecclesia
Opinión

Dos propuestas del cardenal Rouco a tener muy en cuenta – editorial Ecclesia

REVISTA ECCLESIA EN TU CASA EN VERANO

En la página 8 de este número hacemos crónica de la intervención del cardenal Rouco, presidente de la CEE y arzobispo de Madrid, en un conocido foro de opinión pública. Tras recordar y fundamentar la plena constitucionalidad de los vigentes Acuerdos Iglesia-Estado, el purpurado repasó algunas cuestiones pendientes al respecto y aprovechó la ocasión para realizar dos interesantes propuestas.

La primera propuesta de monseñor Rouco fue la de replantear la obligatoriedad de que los padres deben cada curso escolar inscribir o no a sus hijos en la clase de Religión y de que baste hacerlo una vez por todas mientras no se revoque la decisión. Ello respetaría totalmente la libertad de los padres a elegir o no esta asignatura, favorecía la identificación de sus hijos, los alumnos, con la materia y daría estabilidad al conjunto del sistema educativo que no sería así obligado a provisionalidades en sus previsiones y programaciones. La experiencia de otros países europeos, donde se actúa de este modo, avala además  la lógica de la propuesta. De lo contrario, esto es, como viene sucediendo ahora, la clase de Religión se convierte en un “referéndum” anual que no solo puede dificultar y entorpecer los derechos de los padres y de sus hijos, sino que también los de la misma escuela.

La segunda propuesta del presidente de la CEE versó sobre la necesidad de un gran examen de conciencia a propósito de la corrupción, que tan altas y nocivas cotas viene adquiriendo en España. De lo que se trata es de hacer recordar –y la Iglesia ha de  desarrollar su misión de ser luz de las conciencias- que la corrupción es el resultado de la pérdida de los valores no solo morales y cristianos, sino también de los más elementales valores humanos como la honradez, la honestidad, la sinceridad, la transparencia…, que ya dijimos en nuestros editoriales de los números  3.659 y 3.661, del pasado invierno. Y es que, sí, cuando se pierde la conciencia del mal y del pecado, cuando se instala y se “consagra” la cultura del todo vale, la corrupción encuentra su mejor caldo de cultivo.

Print Friendly, PDF & Email

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.