Internacional

Dos millones de personas se movilizan en Roma a favor de la familia

Dos millones de personas se movilizan en Roma a favor de la familia

Los manifestantes del Family Day rechazan el proyecto de ley presentado por el Gobierno de Matteo Renzi que prevé el reconocimiento legal de las parejas del mismo sexo

31-1-2016

El Circo Máximo de Roma sirvió este sábado de escenario para dar cabida a la mayor manifestación que se ha celebrado en Italia “en defensa de la familia y de los niños”. El objetivo de los manifestantes, que contaron con el apoyo de la Iglesia y la comunidad judía, es desactivar una propuesta de ley que permita la unión civil y la adopción a las parejas del mismo sexo.

El denominado Family Day (Día de la Familia) fue una auténtica fiesta, con globos de colores incluidos. Miles de padres y madres de todo el país acudieron con sus hijos para mostrar la belleza de la familia. En total participaron “dos millones” de personas, según cifras facilitadas por el organizador de la concentración, Massimo Gandolfini.

“Somos muchos, muchos más de los que pensábamos. Esta movilización no es contra nadie, sino a favor de la familia”, sostuvo Gandolfini, durante su intervención en el escenario. Un estrado que, para la ocasión, lucía una pancarta con el mensaje: “Prohibido desguazar a la familia”.

Al acto acudieron políticos como el ministro italiano de Medioambiente, Gianluca Galletti, que días antes había defendido su derecho a manifestarse por convicción y no como miembro del Ejecutivo.

El Family Day tuvo lugar una semana después de que diferentes organizaciones que defienden los intereses de los homosexuales pidieran en 80 ciudades de Italia la aprobación de este proyecto legislativo. Ese mismo día, otras cincuenta ciudades italianas albergaron la manifestación de los Sentinelle in Piedi (Centinelas en pie), que protestaron contra el reconocimiento legal de las parejas del mismo sexo del modo en el que habitualmente lo hacen: de pie, en fila, silenciosamente y leyendo un libro.

El próximo 2 de febrero se votará en el Senado italiano la llamada ley de uniones civiles, también conocida como ley Cirinnà, en referencia a la senadora que la impulsó, Monica Cirinnà, del Partido Democrático (PD) del primer ministro Matteo Renzi. El artículo principal de la polémica norma establece que dos personas del mismo sexo pueden constituir una pareja reconocida por el Estado, ante la presencia de dos testigos. También prevé que estas parejas puedan adoptar mediante distintas argucias legales.

La aprobación del proyecto redactado por la senadora del PD ha sido aplazada en dos ocasiones y amenaza con romper el Gobierno de coalición e incluso la formación del centroizquierda a causa de la oposición de los parlamentarios católicos.

Iván de Vargas/ZENIT

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email