Iglesia en España Internacional

Dos instituciones eclesiales, Premio Ciudadano Europeo 2014

Dos instituciones eclesiales, Premio Ciudadano Europeo 2014

El Parlamento Europeo ha otorgado el Premio Ciudadano Europeo 2014 a la Orden Hospitalaria San Juan de Dios, que ha recordado el año «especialmente doloroso» que han vivido por la muerte de Miguel Pajares, Manuel García Viejo y otros colaboradores por ébola, y la Cocina Económica de Logroño, que ha destacado su misión consistente en que «a ningún logroñés le falte comida», y que sirven las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl.La ceremonia oficial de entrega del Premio –que también ha sido concedido a la Sociedad Civil Catalana– ha tenido lugar este lunes, 19 de enero,  en la Oficina del Parlamento Europeo en España.

El superior provincial de Aragón de la Orden Hospitalaria San Juan de Dios, José Luis Fonseca Bravo, ha agradecido esta distinción y ha asegurado que la Orden no busca «notoriedad» con este premio pero ha precisado que este, al igual que otros reconocimientos les animan para seguir luchando contra el ébola «con más ahínco».

En este sentido, ha explicado que «2014 ha sido un año especialmente doloroso» para su institución porque han «perdido» a sus hermanos Pajares y García Viejo, a otros dos hermanos africanos, Partrick y George, y a 14 colaboradores nativos de Liberia y Sierra Leona, entre ellos, a Chantale Pascaline, de la Congregación de las Misioneras de la Inmaculada Concepción.

No obstante, ha indicado que también han vivido el «sentimiento de orgullo de pertenencia a la familia hospitalaria» porque sus hermanos han sido capaces de «arriesgar su vida por salvar la de otras personas», un hecho que para Fonseca es «prueba fehaciente de que hay una opción de vida enraizada en la fe que los lanza a superar la objetividad de los riesgos y los miedos humanos, por otra parte muy comprensibles, para ofrecer la vida al servicio de los demás».

El promotor de la candidatura, Gabriel Mato, ha destacado la labor de los 1.146 hermanos que trabajan en la Orden y de los 50.000 colaboradores que tienen. Entre todos ellos, atienden a 20 millones de personas en todo el mundo. «El premio reconoce a las personas o instituciones extraordinarias y la Orden de San Juan de Dios sin duda alguna lo es», ha afirmado Mato.

Por su parte, el presidente de la Cocina Económica de Logroño, Emilio Carreras, ha hecho un breve repaso por la historia de esta institución fundada en 1894 por el Conde de Santa Bárbara que fue destinado a Logroño y «no quiso que a ningún logroñés le faltara alimento» por lo que los ciudadanos entregaban una cantidad simbólica de 25 céntimos de peseta por comida y cena.

Esta entidad, gestionada por las Hijas de la Caridad, ofrece un comedor social, un programa de acogida y atención integral, alojamiento alternativo para familias con problemas, talleres ocupacionales para personas en riesgo de exclusión social y una guardería. Además, este año van a empezar un nuevo edificio destinado a las personas sin hogar.

La eurodiputada Esther Herranz, promotora de la candidatura de esta institución, ha apuntado que la Cocina Económica de Logroño es «la entidad que representa la solidaridad de los logroñeses» y ha dado las gracias a Sor Josefa, a las demás religiosas y voluntarios porque «gracias a ellos en Logroño todo el mundo tiene un plato de comida» y no solo allí porque se han expandido a algunos países de Sudamérica y a La India.

Print Friendly, PDF & Email

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.