Iglesia en España

DOMUND 2016 en la diócesis de Astorga

Los misioneros son los mejores embajadores de la diócesis de Astorga

Este domingo 2 de octubre, en la Catedral de Astorga el Obispo Juan Antonio Menéndez ofreció a los feligreses el pregón para acompañar y bendecir a los misioneros. La campaña del Domund 2016, que se celebra el domingo 23 de octubre, recuerda a todos los hombres y mujeres que cooperan en todo el mundo para ayudar a las personas más necesitadas.

Acompañándole estuvo la misionera Pilar López, que trabaja en Albania y que compartió con los asistentes algunas de sus experiencias y sus palabras como misionera. Fragmento final del pregón misionero de Monseñor Juan Antonio Menéndez:

“Sal de tu tierra para ser solidario con los más necesitados, con los pobres y los enfermos que esperan la liberación de todos sus males. Sal de tu tierra para ver a Cristo, la luz del mundo que alumbra a todo hombre y ser tú también luz para todos. Sal de tu tierra y de tu casa como el padre del hijo pródigo para otear el horizonte y esperar con los brazos abiertos a los que un día abandonaron la fe y la familia cristiana. Sal de tu tierra para abrir las puertas del corazón y de la mente de tantos hombres que encerrados en su ceguera no pueden contemplar el rostro de Dios. Sal de tu tierra como han salido tantos misioneros y misioneras de nuestra Diócesis que hoy repartidos por los cinco continentes anuncian el Evangelio, ellos son los mejores embajadores de nuestra diocesis y cuando vuelven a ella su testimonio es como la brisa matutina que nos despierta de nuestros letargos y sueños. Sal de tu tierra si el Señor te llama a entregar tu vida, tu dinero y tu tiempo a la misión, no digas nunca que no; no pongas pegas, no lo dudes, porque quien llama da la gracia y la fuerza para llevar adelante la misión. Sal de tu tierra hacia el mundo con la cabeza bien alta, porque la misión que el Señor te encomienda es dar luz y calor al mundo que muere de frío. Sal de la tierra y recuerda que la gracia de Cristo te precede porque ya ha sido derramado el Espíritu Santo para renovar la faz de la tierra, tu labor y mi labor consiste en ayudar a todas las gentes a coger con libertad la gracia del Señor y el don de la fe. Sal, en fin, de ti mismo, cógete de la mano de María, que desde el cenáculo acompaña a la misión de la iglesia y la misión de cada misionero. A ella, reina de los Apóstoles, encomendamos esta campaña del Domund 2016, para que muchos se animen a salir de su casa, de sus cosas, de sí mismos, para entregarse por completo a los demás y gozar ya en este mundo de las alegrías del cielo”.

Alfonso DEL RIO SANCHEZ

Regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

REGISTRARME

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.