Coronavirus

Dominicas contemplativas de Palencia: «Es necesario mantener la paz, la serenidad y la concordia»

Sor María Jesús Gil Martín, dominica contemplativa del Monasterio de la Piedad (Palencia), aseguró en una entrevista en COPE Palencia que el confinamiento «es una ocasión para ver realmente lo mejor que puede salir de cada uno de nosotros». Además, indicó que es importante durante estos días «mantener la paz, la serenidad y la concordia», pero no solo para estos días, sino «para crear un nuevo estilo de vida». «Que esta solidaridad y esta ayuda que se está prestando en todos los sitios no sea cosa de un momento, sino que sea un nuevo modo de vivir después de estas circunstancias tan dolorosas y excepcionales», aseguró. Reconociendo que su vida no ha cambiado tanto como el de otras personas, recordó las palabras del Papa que decía que «en las familias debíamos usar más las palabras perdón, gracias y permiso y en estos días que vamos a estar más juntos tenerlas en cuenta, utilizarlas y crear un hábito de usarlas para que cuando esta situación se pase no seamos iguales. O sea, aprovechar esta situación para que nuestra vida tenga un paso hacia delante, un cambio positivo hacia un cambio mejor».

Estas monjas contemplativas decidieron cerrar la tienda de dulces que regentan para que sus empleadas guardasen el confinamiento y también evitar el contacto con personas ajenas a la comunidad: «Somos 17 hermanas, hay muchas mayores entonces en ese sentido tenemos que tener cuidado. Gracias a Dios estamos todas bien y hasta el momento no tenemos ningún problema, pero claro, debemos cuidarnos». Además, explicó que en la comunidad siguen todas las normas higiénicas, se reúnen como siempre pero restringiendo las muestras de afecto. «Aprovechamos la primera semana de confinamiento para tener los Ejercicios Espirituales que tenemos que hacer todos los años», explicó, indicando que es un tiempo para «estudiar, ensayar la liturgia… Es bueno ponerse una rutina, un horario que nos permita hacer las cosas necesarias de la casa, pero también aprovechar para la formación, la oración…».

Regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

REGISTRARME