Internacional

Disponen seguridad personal a Obispo de Chimbote por avance del sicariato en el Perú

Disponen seguridad personal a Obispo de Chimbote por avance del sicariato en el Perú. El español Ángel Francisco Simón Piorno es el obispo de Chimbote (Perú)

Ancash, región ubicada al norte del Perú se ha convertido según diversas voces en la ciudad del sicariato. En el lugar se encuentra la diócesis de Chimbote, la misma que tiene como obispo a monseñor Ángel Francisco Simón Piorno. Desde hace poco más de una semana ha llamado la atención de la opinión pública la disposición del Ministerio del Interior de dotar de seguridad personal al pastor de la grey chimbotana. Esta medida obedece a la angustiante situación que se vive en la región, que en palabras del Defensor del Pueblo de ese país, Eduardo Vega Luna, “está inundada de corrupción y de crímenes en los últimos tiempos”.

Consultado por ECCLESIA, monseñor Ángel Simón puntualizó que “no ha recibido amenazas” y afirmó que la ciudad de Chimbote está bastante convulsionada por el alto índice de “crímenes y extorsiones muy fuertes”. Además indicó que la decisión del Ministerio del Interior alcanza a varias autoridades que podrían estar en riesgo debido a esta ola de violencia. El obispo también señaló que espera que la disposición dada por el Ministerio del Interior sea por un breve período de tiempo.

Días antes, en declaraciones a un medio local, monseñor  Simón indicó que desde la llegada del nuevo Jefe de la Divisón Policial de Chimbote se dispuso que se le brinde seguridad bajo órdenes del mismo Ministerio del Interior. “Yo no lo he solicitado, porque me siento seguro. No he tenido problemas con nadie, ni siento que nadie me quiere hacer daño (..) me siento protegido por Dios”, afirmó.

La medida del Ministerio del Interior llega precisamente tras el asesinato del exconsejal de la región Ancash, Ezequiel Nolasco Campos, ocurrido el pasado 14 de marzo. Asesinato que el obispo de Chimbote condenó expresando su rechazo a estos actos criminales que atentan contra el don más preciado de Dios, y convocando a las autoridades y ciudadanos a unirse por la paz y la lucha contra el crimen y la impunidad.

Según estadísticas durante el 2013 se registraron 131 homicidios en Áncash, 70 de los cuales fueron perpetrados con armas de fuego y, principalmente, en la modalidad de sicariato. Al igual que el sicariato ha ganado terreno en dicha región lo viene haciendo en otras ciudades norteñas como Trujillo, Chiclayo, Piura y en la propia capital peruana.

Algunos especialistas señalan que a pesar de que el sicariato se está convirtiendo en un tema casi cotidiano no parece existir una estrategia clara para controlar esta modalidad delictiva asi como leyes para penalizar de manera específica el asesinato por encargo. Algunas hipótesis para entender su crecimiento y fortalecimiento apuntan hacia otros graves problemas como: la prostitución, el narcotráfico, la extorsión y la organización delictiva para resolver desde conflictos conyugales, luchas entre mafias sindicales y de construcción civil, e incluso procesos judiciales.

Print Friendly, PDF & Email

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.