Revista Ecclesia » «Sorpresa y malestar» en la diócesis de Málaga por el cierre de los templos el domingo en Melilla
Iglesia en España Noticias Última hora

«Sorpresa y malestar» en la diócesis de Málaga por el cierre de los templos el domingo en Melilla

El obispado de Málaga ha hecho público un comunicado ante la decisión de las autoridades civiles de mantener cerrados los lugares de culto en la ciudad autónoma de Melilla. Esto afecta de forma especial a los templos católicos que durante los domingos, en horario de 8:00 a 00:00 horas,  tendrán que suprimir la celebración de la Eucaristía; el encuentro con Cristo de miles de feligreses.

A este respecto, desde la diócesis malacitana se han pronunciado por las medidas adoptadas por la consejería de Economía y Políticas Sociales de Melilla para intentar frenar la covid-19.

Tras solidarizarse con las comunidades judías e islámicas, a quienes también les afecta este ordenamiento los viernes y los sábados, el obispado considera «una violación flagrante del derecho a la igualdad, garantizado por el art. 14 de la Constitución, dado que la Orden nº 341, de 26 de enero de 2021, prevé el cierre exclusivamente para los actos de culto y oficios religiosos, mientras que, para el resto de sectores (centros deportivos y gimnasios; salas recreativas, de juegos y apuestas; educación y cultura; celebraciones y eventos; sector de la restauración, así como aquellas otras instalaciones que compartan parcialmente actuaciones de este tipo, asociaciones de vecinos y similares), únicamente se limitan las actividades, constituyendo, por tanto, una discriminación evidente a los creyentes por motivos religiosos».

Aunque la pandemia está detrás de la justificación de estas medidas, en opinión del equipo episcopal de Málaga, «el cierre de los templos vulnera el ejercicio del derecho fundamental de libertad religiosa, garantizado por el art. 16 de la Constitución Española; por la Ley Orgánica 7/1980, de 5 de julio, de Libertad Religiosa y por los Tratados y Convenios sobre Derechos Humanos firmados por España, no ya al limitar fijando un aforo, sino al impedir de modo radical el cumplimiento del precepto dominical a que vienen obligados los fieles de la religión católica».

Además han querido recalcar que esta decisión de cerrar los lugares de culto infringe, asimismo, el Real Decreto 926/2020, de 25 de octubre, por el que se declara el estado de alarma para contener la propagación de infecciones causadas por el SARS-CoV-2, cuyo art. 8 únicamente limita, pero no suprime, la permanencia de personas en lugares de culto, al disponer que: «Se limita la permanencia de personas en lugares de culto mediante la fijación, por parte de la autoridad competente delegada correspondiente, de aforos para las reuniones, celebraciones y encuentros religiosos, atendiendo al riesgo de transmisión que pudiera resultar de los encuentros colectivos. Dicha limitación no podrá afectar en ningún caso al ejercicio privado e individual de la libertad religiosa».



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa