Internacional

Diócesis de Chile celebran la jornada el Día del Catequista

Diócesis de Chile celebran con masiva jornada el Día del Catequista

– Con gran entusiasmo se celebró el Día del Catequista, en la arquidiócesis de Concepción, en una masiva jornada que se desarrolló en el gimnasio del Colegio san Ignacio, en la comuna de san Pedro de la Paz. Similares jornadas se vivieron en La Serena, Viña del Mar, Valparaiso, entre otras.


Más de 500 catequistas, provenientes de los distintos decanatos de la Arquidiócesis, se dieron cita en lo que fue una gran fiesta, que contó con la presencia de monseñor Fernando Chomali y cerca de veinte sacerdotes y numerosos diáconos.

Luego de compartir un desayuno y con animación de un grupo musical, las delegaciones disfrutaron, luciendo pompones, globos y novedosos diseños que los identificaron de acuerdo a sus decanatos.

Uno de los momentos importantes fue la intervención del Arzobispo, quien entregó un profundo mensaje, que se inició con un saludo y reconocimiento a los catequistas, el servicio y esfuerzo que realizan. “Cuando hay encuentros como éste, me levanto contento, porque lo que estamos viviendo, aquí y ahora, es muy hermoso, una sociedad tan volcada hacia afuera y tan individualista, tan violenta y el hecho de juntarnos a cantar, a reflexionar, a rezar es una gran riqueza que tenemos”, afirmó.

Manifestó que hoy los cambios culturales son grandes y muy profundos. “Hoy,, son menos las personas que se declaran católicas, porque a muchos la fe y la vida religiosa es irrelevante; tienen otros intereses. Antiguamente, en las familias católicas se concentraban las vocaciones sacerdotales y religiosas, matrimoniales. Esa familia ha cambiado mucho y ya no transmite la fe. Por lo tanto, los grandes transmisores de la fe son ustedes los catequistas”.

Dijo que esta realidad debe interpelar profundamente, recordando que lo que más conmueve es la frase de san Pablo “Hay de mí si no evangelizara”. Hoy, tenemos que ver cómo anunciamos el evangelio. Lo primero que tenemos que proyectar es credibilidad”.

Agregó que ello exige un profundo examen de conciencia, de cara a Dios. “No sacamos absolutamente nada con tener tantas obras buenas, sino no damos testimonio del encuentro con Jesucristo. Por eso, debemos tener mayores y mejores espacios de oración, mayores espacios de cercanía con la palabra de Dios. Antiguamente, tener una Biblia era algo escaso y caro. Hoy, en cambio, tenemos la Biblia en los celulares”.

Señaló que la primera indicación pastoral es ser testigos nuestras palabras y nuestras obras, que es una urgencia pastoral. En segundo lugar, tener un espíritu de discernimiento y encuentro en el Señor. Tenemos que promover encuentros en todas las esferas de nuestra vida y discernir en conjunto. Hoy, los individualismos no sirven, debemos tener comunidades de reflexión, en un espíritu de oración de comunión y discernimiento compartido. Valoró el trabajo del Departamento de Catequesis.

Se refirió a la importancia de la acogida. “Estamos viviendo en una sociedad que deja muchos huérfanos, que no sabe a quién recurrir, que ha perdido la confianza. Estamos llamados a ser personas acogedoras, poner énfasis en la acogida, en la comunidad eclesial; y tenemos que ser sinceros y hay personas que han abandonado la Iglesia, porque cuando necesitaron de nosotros no tuvieron la acogida que esperaban”, subrayó.

Habló también del uso de los medios de comunicación. “Hoy, cada uno de nosotros es un canal de TV. Cada uno podrá transmitir y tener la audiencia que la escuchará. Es extraordinario. Cuando tengan celebraciones en las parroquias, pueden poner una cámara, grabar y transmitir a todas las personas que están fuera de la parroquia. Es un gran cambio, que tenemos que asumirlo positivamente”.

Puso de relieve la familia. “Si queremos fortalecer a la sociedad y a la Iglesia, debemos preocuparnos de la familia. Es muy triste y seguramente tenemos experiencias muy próximas a nuestros hogares, que tener un papá en casa es un lujo. Hoy, existe una mamá que tiene que trabajar para alimentar a los hijos, pero papá ausente. Creo que debemos tener una pastoral para ayudar a que los hombres se hagan cargo de su familia y se comprometan con la palabra emprendida”, expresó, añadiendo que “hoy, un hombre se va de la casa y el Estado lo premia, es decir, no hay incentivo para fortalecer la familia y, al final del día qué más valoramos. Tenemos que trabajar mucho para fortalecer la familia como un don de Dios, fortalecer la pastoral familia y vida, fortalecer la catequesis matrimonial, trabajar arduamente para acoger a las familias con dificultades y acompañarlas”.

Enfatizó la importancia de la formación permanente. “Debemos estar muy atentos para formarnos y hemos hecho un gran esfuerzo. Tenemos el Instituto de teología que dicta cursos de biblia, la posibilidad de cursos de invierno y verano, con el CECAF, que ha hecho el esfuerzo grande”. Asimismo, recalcó que “una adecuada formación teológica lleva necesariamente a comprender que el servicio es el resultado concreto del encuentro con Jesucristo.

Después de su intervención, Monseñor Chomali mantuvo un diálogo abierto con los catequistas y respondió numerosas preguntas, con gran claridad y profundidad. Posteriormente, presidió una eucaristía.

Fuente: Comunicaciones Concepción; Portal de la Iglesia en Chile

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email
Etiquetas