El difícil momento de la República Democrática del Congo
Internacional

El difícil momento de la República Democrática del Congo

El difícil momento de la República Democrática del Congo

Agustín Kalamba, joven sacerdote de la archidiócesis de Kananga, en República Democrática del Congo, está ahora en Sevilla, y escribe compartiendo las últimas noticias sobre la situación que atraviesa su país. Es un difícil momento que afecta directamente a la Iglesia y a sus fieles:

“En muchos lugares del mundo, los cristianos han celebrado con devoción la Pascua del Señor. Pero quiero recordar también que otros no han podido hacerlo. Muchos cristianos del Kasai, principalmente los de la archidiócesis de Kananga y las diócesis de Mbujimayi, Luebo y Luiza, no han podido celebrar la Semana Santa ni la Solemnidad de la Resurrección del Señor por causa de la situación de violencia e inseguridad en la que están viviendo.

Desde agosto de 2016, la situación de inseguridad en el Kasai, una provincia de la República Democrática del Congo, es extrema. Han estallado enfrentamientos violentos entre el ejército del Estado y las milicias de un jefe tradicional, Kamuina Nsapu, al que asesinaron el 12 de agosto pasado, que han sembrando la muerte en la región.

La Iglesia católica es la gran víctima de esta situación. Se han profanado iglesias en las diócesis de Luiza y Mbujimayi; la catedral y la residencia episcopal de la diócesis de Luebo han sido incendiadas; en la archidiócesis de Kananga ha habido escuelas, hospitales y conventos de monjas devastados y el Seminario Interdiocesano de la Provincia eclesiástica de Kananga también ha sido saqueado e incendiado. En medio de tanta violencia y en un país donde la Iglesia católica se ocupa de la situación social de la población (más de 80% de las escuelas, más de 70% de los hospitales son católicos), la misión es ahora muy difícil; sobre todo en la región del Kasai, la más abandonada del Congo desde el punto de vista del desarrollo.

La Conferencia Episcopal del Congo ha denunciado esta situación en su última carta del día 20 de abril, solicitando ayuda humanitaria para las víctimas. De hecho, en este contexto, la labor de la misión como anuncio del Evangelio de la Paz es una urgencia. Por eso, la Iglesia del Congo, en general, y del Kasai, en particular, llama la atención de toda persona generosa y pide a los cristianos del mundo orar por las víctimas de esta violencia, como también lo hizo el Papa Francisco el pasado día 2 de abril. ¡Hagamos misioneros nuestros corazones!”.

OMPRESS-SEVILLA (3-05-17)

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email
Etiquetas