Internacional

día de oración por damnificados en Perí por la fuertes lluvias y huaycos

Los obispos del Perú convocan a un día de oración por las familias damnificadas por la fuertes lluvias y huaycos

Las intensas lluvias, el desborde de los ríos y los huaycos (deslizamientos de barro y piedras) vienen afectando a varios departamentos del Perú, como: Lima, Ica, Arequipa, Piura, Tumbes y Chiclayo, incluso el centro de la capital peruana está siendo afectado con caídas de puentes peatonales, recortes de agua y luz. Las clases en los colegios e institutos públicos han sido suspendidas y los damnificados a causa de estos desastres naturales se cuentan por miles.

Frente a esta emergencia, los obispos del Perú han llamado a la solidaridad a todos para ayudar a las familias que hoy sufren la pérdida de sus seres queridos, de sus casas y sus pertenencias. «Ante (…) los duros embates de la naturaleza en diversas partes de nuestro país, sobre todo en el norte y en el centro, la Conferencia Episcopal Peruana desea expresar su solidaridad y cercanía con todos los hermanos y hermanas que sufren a consecuencia de estos fenómenos naturales», han dicho los obispos convocando para el domingo 19 de marzo a un día de oración en todas las parroquias del país.

Asimismo, en un comunicado titulado: ¡Por cristo, yo ayudo a los damnificados!, la Conferencia Episcopal reconoce los esfuerzos que se vienen haciendo para atender esta emergencia nacional «sin embargo, los esfuerzos deben ser grandes porque las calamidades son grandes», precisan. «Por eso, hacemos un llamado a todos los peruanos y peruanas, para que colaboren con ayuda material que ha ser entregada en las zonas más golpeadas de nuestra Patria», indican.

Los obispos también piden que en medio del dolor que la naturaleza está sembrando en el país andino, se mantenga la fe «que ilumina y fortalece», «conservemos la esperanza que alimenta la solidaridad, abramos las puertas de la caridad para que el alivio de tantos necesitados sea pronto y oportuno, recordando que quien sufre no es solo un compatriota sino también un hermano», recuerdan.

Entretanto, Caritas del Perú, organismo de la Conferencia Episcopal Peruana, viene atendiendo a las familias damnificadas a través de las Cáritas Diocesanas de Chosica, Cañete, Ica, Arequipa, Chulucanas, Piura-Tumbes y Chiclayo que realizan un trabajo activo en las zonas de emergencia. Junto a otras instituciones vienen trabajando desde hace varias semanas en la campaña: “El Perú da la mano” a fin de aliviar las necesidades más urgentes de los damnificados.

/Con información de Conferencia Episcopal Peruana y Caritas del Perú

Print Friendly, PDF & Email