Internacional

Día Nacional por la Reconciliación en Colombia

Así se prepara la Iglesia en Colombia para el primer Día Nacional por la Reconciliación

Inspirados por el mensaje del Papa Francisco durante su visita al país, la Iglesia en Colombia se prepara para celebrar el primer Día Nacional por la Reconciliación este jueves 3 de mayo.

El Secretario General de la Conferencia Episcopal de Colombia (CEC), Mons. Elkin Fernando Álvarez Botero, recordó que los obispos, “reunidos en noviembre de 2017 para profundizar el mensaje que el Santo Padre nos dejó en su Visita Apostólica a nuestro país, quisimos invitar a la realización de una jornada dedicada especialmente a orar por la reconciliación entre los colombianos”.

Los obispos decidieron que esa celebración coincida con la Exaltación de la Santa Cruz.

“Celebraremos, por tanto, la primera jornada este jueves 3 de mayo de 2018, recordando el gran encuentro de oración por la reconciliación nacional presidido por el Santo Padre Francisco en Villavicencio”, dijo Mons. Álvarez Botero, en un texto publicado en el sitio web de la CEC.

Durante su visita a Villavicencio en septiembre de 2017, el Santo Padre exhortó: “¡Colombia, abre tu corazón de pueblo de Dios, déjate reconciliar! Colombianos, no tengan miedo a pedir y ofrecer el perdón. No se resistan a la reconciliación para acercarse, reencontrarse como hermanos y superar las enemistades. Es hora de sanar heridas”.

El Secretario General de la CEC recomendó además cuatro claves para “que nos dejemos reconciliar por Dios”.

“Tenemos necesidad de reconciliación”, dijo como primer punto. “Convenzámonos, inspirados por el Espíritu Santo, de que la reconciliación con Dios, con los hermanos, con nosotros mismos y con la naturaleza es el sendero que debemos recorrer para alcanzar la paz”.

Como segunda clave, exhortó a no cansarse de orar por la reconciliación “y la paz de nuestro país, pues son un don que nos viene solo de Jesucristo, que dio su vida en la Cruz para sanar nuestras heridas y para derribar el muro que nos separaba, el odio”.

El tercer punto señalado por Mons. Álvarez Botero es hacer “un compromiso serio de reconciliación”, para así “erradicar de nuestra vida personal y comunitaria todo aquello que nos divide y nos separa, que nos lleva a la violencia y a la muerte”.

Finalmente, alentó a que “cultivemos, cuidemos y promovamos los valores que nos disponen a vivir la reconciliación”.

Señaló que entre ellos están “el diálogo, el compartir, la solidaridad, la comprensión, la paciencia y, ante todo, la caridad que nos permite ir al encuentro de los más pobres y necesitados, con el mismo amor que Cristo nos enseñó desde la cruz”.

Redacción ACI Prensa, 1 de mayo de 2018

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email