Rincón Litúrgico

El amor a Dios y el amor a los demás – VII Domingo del Tiempo Ordinario (23-2-2020)

VII Domingo del Tiempo Ordinario. 23 de febrero 2020

Lev 19,1-2.17-18; Sal 102; 1Cor 3,16-23; Mt 5,38-48

En los domingos anteriores hemos visto a Jesús en el llamado “Sermón de la montaña”. Hoy en este 7º Domingo del Tiempo Ordinario su mensaje lo perfecciona enseñándonos a amarle y a amar mejor a los demás.

Si nos decía que tenemos que ser sal y luz, hoy nos regala su programa práctico de amor: “Habéis oído que se dijo «ojo por ojo y diente por diente» —la famosa Ley del Talión, sustituida por la ley del perdón—, pero Yo os digo: no hagáis frente al que os agravia y si uno te abofetea la mejilla derecha, preséntale la otra”. Este es el camino de la no violencia, de no devolver mal por mal sino bien por mal.

Y nos añade que pidamos perdón con ejemplos prácticos, “como mi Padre os perdona”: “Al que quiera meterte en un pleito para quitarte la túnica, dale también la capa. A quien te pida, dale. Y al que te pida prestado, no lo rehúyas”. “Habéis oído que se dijo «amarás a tu prójimo y aborrecerás a tu enemigo», pero Yo os digo todo lo contrario: amad a vuestros enemigos, haced el bien a los que os aborrecen, rezad por los que os persiguen y calumnian”.

¡Estas son las exigencias de una vida pacífica, donde Jesús nos enseña a amar lo que cuesta y a quien nos cuesta! Nos enseña a ser sensibles con el otro. “Así seréis hijos de vuestro Padre que está en el Cielo”. ¡Qué mensaje tan profundo y tan real!

¿Sabes amar al otro como es? ¿Sabes devolver bien por mal? ¿Sabes perdonar? Esta es la base fundamental que genera paz, amor y alegría en el trato con el otro.

Hoy pidamos a Jesús que superemos nuestros egoísmos personales, que aplaquemos nuestros deseos de hacer daño, de no responder bien al que nos hace mal. Se lo pedimos a través de su Madre, que nos ayude a llenar nuestro corazón de mucho amor y bien hacia los demás.

Print Friendly, PDF & Email