Conferencia de Prensa para la presentación del documento sobre buenas prácticas y «Laudato Si'»
Santa Sede Última hora

Desinvertir en fósiles o capellanes para políticos, algunas propuestas del Vaticano para poner en práctica «Laudato Si’»

Han pasado cinco años de la encíclica Laudato Si’ que ha marcado un hito en la Doctrina Social de la Iglesia. En el marco de todas las actividades organizadas en este aniversario, una de ellas ha sido la presentación, esta mañana, de un libro con propuestas concretas para poner en práctica Laudato Si’. Entre las propuestas que el documento aporta, hay algunas ya conocidas como la llamada a desinvertir en combustibles fósiles y establecer inversiones ética para el medio ambiente, pero también otras como «nombrar capellanes preparados para la pastoral a los políticos, parlamentarios, dirigentes económicos, fuerzas armadas, estructuras sanitarias, detenidos, y personal de las prisiones».

De la presentación de este documento se ha encargado un grupo de personas que han intervenido en el mismo. El Paul Richard Gallagher, Secretario para las Relaciones con los Estados de la Secretaría de Estado; Fernando Vérgez Alzaga, LC, Secretario General de la Gobernación del Estado de la Ciudad del Vaticano. Angelo Vincenzo Zani, Secretario de la Congregación para la Educación Católica (de los Institutos de Estudios): Bruno Marie Duffé, Secretario del Dicasterio para el Servicio de Desarrollo Humano Integral; Aloysius John, Secretario General de Caritas Internationalis y Tomás Insua, cofundador y director ejecutivo del Global Catholic Climate Movement.

«La pandemia ha puesto de relieve aspectos en que tenemos que mejorar»

Gallager, preguntado por la postura de la Iglesia respecto a la pandemia, ha asegurado que «ha puesto de relieve muchos aspectos y realidades difíciles en que tenemos que hacer mucho». Al respecto, señaló que el índice del documento presentado «es casi una lista de los temas de los que se habla hoy día en periódicos, en diarios; la cuestión de la justicia social, o de los pueblos indígenas». Al mismo tiempo, recordó que «el munod no será el mismo, y hay que espera y actuar para que sea un lugar mejor y los fieles y las instituciones se comprometan a ello».

En la presentación del documento, el secretario del Dicasterio para el Servicio de Desarrollo Humano Integral. Burno Duffé, explicó que el documento presentado es «explicitar una manera práctica de implmentar Laudato Si’. Es una pegadogía para el cuidado de la Casa Común que pretende contribuir». Además, se refirió al desarrollo integral con ejemplos prácticos: «La encíclica es otro paradigma cultural del desarrollo, lo que no es una huida hacia delante. Mediante el diálogo, es necesario educar las prácticas cotidianas. Pienso en jóvenes concretos de Argentina o África». Precisamente, aseguro que desde la Iglesia es necesario «recibir estos proyectos de los jóvenes, sostenerlos, y acompañarlos con ética de respeto y espiritualidad de esperanza».

El vaticano se vuelve verde

Entre las buenas prácticas recogidas en el documento, desde la Santa Sede han querido destacar las realizadas en el propio estado del Vaticano. Todo ello lo explicó el secretario general de Gobernación del Vaticano, Fernando Vérgez. «Se han reducido lso costes energéticos. A partir de 2009 funciona un sistema de enfriamiento solar en el centro industrial del Vaticano. También se ha cambiado la iluminación del vaticano con sensores. Así, por ejemplo, se han reducido un 60% las emisiones de gas invernadero, a la vez que se ralentiza el envejecimiento de los frescos de la Capilla Sixtina, por ejemplo», explicó. Precisamente, en 2009 todavía era pontífice Benedicto XVI y justo es el año en el que publicó Caritas in veritate, encíclica social en la que muchos de los proyectos mencionados en el documento presentado hoy se inspiran, especialmente los relativos a la economía circular.

Otros de los proyectos de la Santa Sede se refieren a la optimización del ciclo del agua para desperdiciarla menos, o a fabricar compost «de alta calidad» con los residuos que se producen. En cuanto a los productos sanitarios, se han instalado papeleras especiales para guantes y mascarillas, por el especial trato que debe dárseles.

Print Friendly, PDF & Email