Revista Ecclesia » Decreto de las diócesis aragonesas para la Cuaresma y la Semana Santa 2021
Decreto de las diócesis aragonesas para la Cuaresma y la Semana Santa 2021
Basílica del Pilar.
Iglesia en España Última hora

Decreto de las diócesis aragonesas para la Cuaresma y la Semana Santa 2021

Debido a la situación de excepcionalidad que se está viviendo a causa de la pandemia de covid-19, las seis diócesis aragonesas han preparado un decreto —con planteamiento común, pero promulgado por cada obispo diocesano— sobre las celebraciones de la Cuaresma y la Semana Santa de este año 2021.

La prescripción en cuestión establece la suspensión de «todos los actos y celebraciones organizados por parroquias, hermandades y cofradías, asociaciones u otros grupos de fieles, que tengan carácter de culto externo y en general todos aquellos en los que se haga uso de la vía pública». Lo cual implica que no se podrá utilizar «los exteriores de los edificios para realizar cualquier tipo de concentración o de acto de culto».

En su lugar, y particularmente en lo que se refiere a diferentes actos y estaciones de penitencia se seguirán los subsidios litúrgicos e invitaciones que las propias diócesis, las delegaciones episcopales, parroquias, cofradías y asociaciones «ofrecerán oportunamente para vivir en profundidad el tiempo de la Cuaresma y de la Semana Santa».

La Semana Santa no se suprime

Los obispos de las diócesis aragonesas, en cualquier caso, quieren subrayar que «la Semana Santa no queda suprimida». Antes bien, exhortan a todos los grupos eclesiales y fieles cristianos «a vivir con verdadera profundidad» y «una especial espiritualidad» todas las celebraciones litúrgicas, «especialmente las del Triduo Pascual».

También recuerdan que deben hacerlo «teniendo siempre en cuenta las medidas sanitarias de protección y aforo establecidas tanto por la normativa diocesana como por las autoridades civiles». Hay que señalar que los decretos han sido promulgados teniendo en cuenta las previsiones sobre la evolución de la pandemia y tras consultar a las autoridades civiles y sanitarias y escuchar a los órganos diocesanos competentes.

Los prelados aragoneses piden, por último, a las comunidades cristianas que «extremen los auxilios y ayudas a los más necesitados» en este tiempo de tanta dificultad, y «eleven constantes preces a Nuestro Señor Jesucristo y a la Santísima Virgen María por el fin de la pandemia y por los más afectados por ella, vivos y difuntos».

Estos son los seis decretos de los obispos aragoneses:



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa