Iglesia en España Nacional

Declaraciones del secretario y portavoz de la CEE, Gil Tamayo, a la Agencia EFE

gil-tamayo

Declaraciones del secretario y portavoz de la CEE, Gil Tamayo, a la Agencia EFE

Nota de la nunciatura sobre declaraciones del abad de Montserrat, el informe de la ONU sobre la Iglesia y los abusos a menores y el ataque de Femen al cardenal Rouco, principales temas de esta entrevista.

El secretario general de la Conferencia Episcopal Española, el padre José María Gil Tamayo, subrayó este domingo la llamada de atención de la Nunciatura Apostólica en España al abad de Montserrat, Josep María Soler. En una entrevista concedida a la agencia Efe, el portavoz de los obispos tildó de «puntulización seria» el inédito comunicado que el nuncio Renzo Fratini emitió el pasado martes para desmentir que«un eventual Estado catalán sería reconocido por el Vaticano»,como había asegurado el el abad benedictino el pasado día 23 en un coloquio en Barcelona.

«Yo no tengo más elementos que lo que dice la literalidad del texto», comentó Gil Tamayo, quien, sin embargo, tachó de «inusual» el comunicado. Sin entrar en valoraciones personales, el portavoz se limitó a recordar lo que decía el breve documento de la Nunciatura, pero apostilló que no le corresponde al abad «vaticinar» ni «hacer elucubraciones» sobre una hipotética postura de la Santa Sede.

Polémico informe

Con respecto al polémico informe de la ONU que critica el tratamiento dado por la Iglesia a los casos de abusos sexuales, el secretario general advirtió de la aparición de una «inquisición laica» con unos dogmas «ideológicos» establecidos al amparo de Naciones Unidas como «universales para todo el mundo». «Benedicto XVI ha dado pasos importantes, valientes, de tolerancia cero, y eso se ha destacado muy poco en el informe de Naciones Unidas, que ha obviado la tarea que desarrolla la Iglesia con cambios en su legislación y la asunción de acuerdos y convenciones internacionales». Para el portavoz, el informe aprovecha, en cambio, para entrar «en cuestiones claramente ideológicas en las que la Iglesia ha tenido un punto de vista distinto al de sus autores, como en temas de salud reproductiva, en cuestiones que son innegociables para la doctrina cristiana».

Sobre el ataque que sufrió el cardenal Rouco Varela a las puertas de una parroquia de Madrid la semana pasada por parte de un grupo de activistas de Femen, Gil Tamayo explicó que «la Iglesia no va a poner una guardia suiza, ni se va a militarizar» para proteger a los obispos. «La Iglesia no ha hecho ninguna denuncia porque no es nuestro estilo, pero pedimos a la ciudadanía un respeto a la libertad religiosa y a las autoridades una vigilancia y una protección», dijo.

 

 

FUENTE: www.abc.es

 

Print Friendly, PDF & Email

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.