Declaración de la renta. La persona es mucho más

Pedimos a toda la sociedad que marque la casilla de la Iglesia en su declaración de la renta. Todo X un mundo mejor. Además, es que también se puede marcar al mismo tiempo la casilla de otros Fines de Interés Social. Hay varias razones que nos impulsan a ello.

Primero por la posibilidad de elegir libremente a qué queremos destinar un pequeño porcentaje de nuestros impuestos. Vivir en sociedad supone beneficio para todos, pero también somos conscientes de la responsabilidad que tenemos de contribuir con nuestro dinero a su desarrollo. Las casillas son un ejercicio de libertad y de democracia porque elegimos el fin y el destino de un pequeño porcentaje del dinero de nuestros impuestos.

Además, es que nos parece que juntos podemos hacer un mundo mejor. Somos manos solidarias, manos generosas, manos entregadas, manos tendidas al otro en su necesidad. Hay miles de sacerdotes, de misioneros, de voluntarios que día a día entregan parte de su tiempo X un mundo mejor. Con todos los que tienen un corazón sensible y generoso podemos colaborar, y juntos buscar los cauces necesarios para que cada vez haya menos pobreza, menos hambre, pero también más esperanza, más futuro, más consuelo. A veces parece que centramos toda nuestra necesidad en lo material y la persona es mucho más.

Marcar la casilla de la Iglesia de la renta habla de humanidad, de manos tendidas para ayudar.

¿Sabías que?

Se pueden marcar las dos casillas: Iglesia católica y Fines sociales
(Excepto País Vasco y Navarra. Peculiaridades en www.portantos.es)

Si marcas las dos casillas se destinará un 0,7% de tus impuestos a la Iglesia católica y otro 0,7% a otros Fines de Interés Social.

En ningún caso pagarás más ni te devolverán menos.

Si alguien hace por ti la declaración de la renta no olvides recordarle que marque la casilla a favor de la Iglesia.

Fuente: periódico Xtantos 2019