Iglesia en España Última hora

Decenas de miles de tuits piden: «#paremoslaLeyCelaá»

Unos días después, las quejas contra la LOMLOE, la llamada «Ley Celaá» con la que el Gobierno pretende reformar la Educación, vuelven a sonar fuerte. Esta vez bajo las etiquetas #paremoslaLeyCelaá y #reliesmás. En apenas una hora, han sido más de 50.000 los tuits que se han registrado en Twitter, convirtiendo esta «quedada digital» en el número 1 de tendencias de la red social.

Así se manifestaba, por ejemplo, José Antonio Poveda, Secretario Regional de Escuelas Católicas de Madrid, a través de Twitter: «Hay dos formas de cerrar los centros de educación especial: a las bravas; o de forma sibilina, como ese estilete fino que se clava en un costado, casi sin enterarte, y al cabo de un tiempo produce el mismo efecto. La LOMLOE opta por el sibilino». Precisamente, el articulado del proyecto de Ley ha causado varias discrepancias, y la única de ellas no ha sido su tratamiento a los centros concertados o a la clase de Religión. Los padres de niños con necesidades especiales también se han puesto en pie de guerra contra una ley que, consideran, condena la educación de sus hijos con la intención de cerrar los centros de educación especial. En este sentido tuiteaba el sindicato de profesionales de enseñanza FSIE: «La LOMLOE cuestiona la supervivencia de los centros específicos de educación especial».

Religión y derecho a elegir centro

A la iniciativa se han sumado, también, delegaciones de enseñanza de gran número de diócesis españolas. Por ejemplo, desde la de Madrid aseguraban que esta ley «rebaja el derecho de las familias de educar a sus hijos conforme a sus propias creencias y convicciones». Precisamente, este es otro de los puntos críticos de la ley, que limita el derecho a la elección del centro educativo por parte de los padres.

A la etiqueta #paremoslaLeyCelaá le ha acompado otra: #reliesmás, a la que se han sumado también miles de personas en la red. Muchas de ellas profesionales, pero también un gran número de padres. El atual proyecto legislativo deja a la asignatura de Religión sin alternativa, en una situación muy similar a la que lo hacía la LOE. «La LOMLOE relega la enseñanza de la religión a asignatura de “segundo nivel”, sin alternativa ninguna, con una consideración muy inferior a la que hay en el resto de Europa», se manifestaba Alfonso Aguiló, presidente de la Confederación Española de Centros de Enseñanza (CECE). También reclamaba, en otro tuit, la necesidad de consenso para que una ley educativa dure «varias legislaturas»

 

Print Friendly, PDF & Email