Revista Ecclesia » Decálogo de frases del Mensaje de Benedicto XVI para la Cuaresma 2006

Decálogo de frases del Mensaje de Benedicto XVI para la Cuaresma 2006

“Al ver Jesús a las gentes se compadecía de ellas”

1.- “La cuaresma es el tiempo privilegiado de la peregrinación interior hacia Aquel que es la fuente de la misericordia”.

2.- “La cuaresma es una peregrinación en la que El mismo nos acompaña a través del desierto de nuestra pobreza, sosteniéndonos en el camino hacia la alegría intensa de la Pascua”.

3.- “Hoy el Señor escucha también el grito de las multitudes hambrientas de alegría, de paz y de amor. Como en todas las épocas, se sienten abandonadas. Sin embargo, en la desolación de la miseria, de la soledad, de la violencia y del hambre, que afectan sin distinción a ancianos, adultos y niños, Dios no permite que predomine la oscuridad del horror”.

4.- “La mirada conmovida de Cristo se detiene también hoy sobre los hombres y los pueblos, puesto que por el proyecto divino todos están llamados a la salvación. Jesús, ante las insidias que se oponen a este proyecto, se compadece de las multitudes: las defiende de los lobos, aun a costa a de su vida. Con su mirada, Jesús abraza a las multitudes y a cada uno y los entrega al Padre, ofreciéndose a sí mismo en sacrificio de expiación”.

5.- “La Iglesia, iluminada por esta verdad pascual, es consciente de que, para promover el desarrollo integral, es necesario que nuestra (mirada) sobre el hombre se asemeje a la de Cristo”.

6.- “La primera contribución que la Iglesia ofrece al desarrollo del hombre y de los pueblos no se basa en medios materiales ni en soluciones técnicas sino en el anuncio de la verdad de Cristo”.

7.- “La Iglesia siente también hoy que su propia tarea consiste en pedir a quien tiene responsabilidades políticas y ejerce el poder económico y financiero que promuevan un desarrollo basado en el respeto de la dignidad de todo hombre”.

8.- “Una prueba importante de este esfuerzo (por el respeto a la dignidad de la persona) será la efectiva libertad religiosa, entendida no sólo como la posibilidad de anunciar y celebrar a Cristo, sino también de contribuir a la edificación de un mundo animado por la caridad”.

9.- “La tentación actual es la de reducir el cristianismo a una sabiduría meramente humana, casi como una ciencia del vivir bien… En cambio, nosotros sabemos que Jesús vino a traer la salvación integral”.

10.- “La cuaresma nos quiere guiar precisamente a la salvación integral. Al dirigirnos al Divino Maestro, al convertirnos a Él, al experimentar su misericordia gracias al sacramento de la Reconciliación, descubriremos una <mirada> que nos escruta en lo más hondo y puede reanimar a multitudes y a cada uno de nosotros… Y aunque parezca que domine el odio, el Señor no permite que falte nunca el testimonio luminoso de su amor”.

 

Jesús de las Heras Muela – Director de Ecclesia



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cada semana, en tu casa