Opinión

De la persecución a la tolerancia en Suecia: Conversaciones con Anders Arborelius -V Centenario de Lutero (II)

De la persecución a la tolerancia en Suecia: Conversaciones con Anders Arborelius -V Centenario de Lutero (II)

47

El Obispo y futuro cardenal Anders Arborelius

Sigo desgranando la larga conversación en exclusiva que he tenido esta semana con el obispo Anders Arborelius, futuro cardenal de la Iglesia Católica: será el primer cardenal de los países escandinavos en toda la historia de la Iglesia. En su despacho en la calle Götsgatan en Estocolmo me cuenta que la Iglesia en Suecia vive un período de crecimiento y esperanza. Analizamos la importancia de la creación de un cardenal para Suecia, y la repercusión en la comunidad católica y la opinión pública sueca.

Jordi Picazo, en Estocolmo

Una primavera eclesial.

Jordi Picazo -¿Una primavera en la iglesia católica en Suecia?

Obispo Anders Arborelius -“Vivimos unos tiempos muy importante para nuestra iglesia en Suecia: el año pasado tuvimos la canonización de una religiosa de las hermanas de Santa Brígida, y la visita del Papa a Suecia; y ahora de repente, ¡un cardenal! [él mismo]; así pues las cosas parecen desarrollarse y crecer para nuestra iglesia. La Iglesia Católica crece cada año, principalmente por los inmigrantes y por las conversiones. Es un tiempo de frutos para la Iglesia, podríamos decir que es una nueva primavera.

Razones para un cardenal

JP -¿Su nominación como cardenal es un simple fruto de la visita del Papa Francisco en 2016, o tal vez de su afán de llegar a todas las periferias, también geográficas?

AA –“Pienso que se puede hablar de varias razones; el Papa se llevó una buena impresión de la gente en Suecia, gente de diversas creencias y denominaciones que viven en convivencia armónica; aunque está claro que hay diferencias en doctrina. También ha mencionado el Papa que Suecia es un país abierto a los extranjeros. Somos asimismo una Iglesia de inmigrantes, extranjeros y refugiados. No puedo leer en el corazón del Papa, pero tengo la impresión de que de alguna forma se ha fijado de cerca en la situaron en Suecia y ha querido animarnos; y es así como la gente contempla este creación del primer cardenal de la historia”.

JP -Muchos no saben lo que es un cardenal.

AA –“Muchos no saben lo que es un cardenal, pero aun así los no católicos también lo ven como un gesto del Papa con Suecia: y hay gente que en la calle, o en el metro se me acerca para felicitarme”.

JP -El Papa es hijo de emigrantes, y Usted mismo es un converso a la Fe católica. Por ello vemos que este nombramiento va mucho en la línea de llegar a las periferias, que le gusta explicar a Francisco.

AA –“Sí”.

El Luteranismo, religión de Estado

Martín Lutero, padre de la Reforma Protestante

JP – ¿Será Suecia la primogénita en el camino a la unidad entre Luteranos y católicos? Fue, eso sí, el primer país donde se implantó el Luteranismo como religión de Estado, corríjame…

AA –“Es difícil de decir porque fue un proceso largo; es cierto que Suecia devino un país protestante muy pronto y además, completamente protestante. Mientras que por ejemplo en Alemania el fenómeno causo una división, en los países escandinavos la fe luterana se estableció como una religión de Estado. Así el Norte en Europa siempre ha sido donde en el continente la Iglesia Católica fue rechazada durante mucho tiempo”.

Persecución contra los católicos

AA –“Exactamente 400 años atrás se introdujo la pena de muerte para aquellos católicos que no querían convertirse o marcharse de Suecia. Tenemos por lo tanto una historia de persecución, de represión, pero gradualmente se ha visto una evolución y así desde el año 2000 tenemos igualdad de derechos. También se abolió el concepto de iglesia de Estado y todas las religiones institucionalidades pasaron a tener, como ahora, las mismas posibilidades de trabajar.

Para saber más:

A lo que va a Suecia el Papa Francisco, en un viaje histórico por Jesús de las Heras

El futuro cardenal Arborelius y la arzobispo luterana sueca Jackelén regalan al Papa un icono de san Francisco de Asís por Jordi Picazo

Print Friendly, PDF & Email