Un voluntario en el economato «Beato Cardenal Sancha»
Iglesia en España Última hora

De dar la bolsa a elegir los productos: en busca de mayor dignidad

En medio de la crisis generada por el COVID, el economato «Beato Cardenal Sancha» de Toledo ha buscado adaptarse a la situación para «dar una atención más dignificada», como explican desde Cáritas Toledo. Durante los primeros meses de la crisis generada por la pandemia, las familias que necesitaban ayuda de alimentos recibían unas bolsas preparadas por los profesionales y voluntarios con productos de primera necesidad. «Pero a veces no cubren todas las demandas de las personas porque por diversos motivos (enfermedad, alergias), no pueden consumirlos todos», explica María del Carmen Fernández, coordinadora de Animación del Territorio de Cáritas diocesana de Toledo. Por ello, a partir de este inicio de curso el sistema ha cambiado. Ahora, cada persona que va a recoger alimentos elige los que necesita de una lista. «Tiene un presupuesto previamente asignado y un equipo de voluntarios se encarga de preparar el pedido, pasarlo por el tpv y dárselo», comenta Fernández.

El Proyecto «COR_IESU», como se llama la red de economatos, es la respuesta de la Iglesia toledana a la emergencia del coronavirus, que aún sigue activa y qe se espera que en los próximos meses el número de familias atendidas se incremente. En estos meses, el número de personas atendidas en Cáritas diocesana de Toledo se triplicó. Con este nuevo sistema recién implantado, «se da una cobertura más amplia de las necesidades de las familias, adaptándose a su criterio, y no al criterio de los voluntarios o trabajadores de Cáritas que realizaban las bolsas de emergencia».

Gracias a los voluntarios que llevan a cabo diversas funciones en el economato es posible ofrecer esta atención más digna, que también implica impulsar la promoción y el desarrollo de las personas que vienen a Cáritas, que son acompañadas por la trabajadora social y por el equipo de voluntarios.

El Economato Beato Cardenal Sancha de Toledo es un proyecto compartido entre las tres parroquias del Polígono Residencial de Toledo (San José Obrero, Santa María de Benquerencia y Santísimo Corpus Christi) y Cáritas diocesana. Desde este centro se distribuyen gratuitamente alimentos y productos básicos entre las familias necesitadas de las tres parroquias citadas.

Print Friendly, PDF & Email