jesus-de-nazaret
Cultura

De camino a Jerusalén, por Elías Pérez (Editorial Verbo Divino)

 Elías Pérez (Editorial Verbo Divino) escribe sobre el camino a Jerusalén a propósito del libro «Con Jesús de Nazaret, ser otros Cristos»

Esta temporada estoy leyendo el libro Con Jesús de Nazaret, ser otros Cristos (Verbo Divino, 2013), y concretamente el capítulo 6 en cuyas páginas se nos marca la ruta de la “subida a Jerusalén”; es como vivir un viaje con su autor, Antonio Kuri Breña.

Realmente, con quien caminamos es con Jesús de Nazaret, que hace de guía. Este Nazareno lo tiene claro: quiere llegar al final, no duda de su misión; su opción está tomada en un acto supremo de su voluntad. Nosotros y los otros discípulos estamos un tanto aterrados, tenemos miedo, el panorama no pinta muy bien, hay desesperanza. Y Jesús, sin embargo, parece que no hace sino pedir conversión, actitud de servicio, confianza… ¡Con la que está cayendo!

Hacer la “subida” nos obliga a ir con los ojos abiertos, pues hay continuas “bajadas”  que obligan a ver la realidad de la vida: un mundo que publicita y justifica la violencia; negocios sucios y marcados por la corrupción; la agresión de un sistema poderoso que siembra la pobreza, conlleva al desánimo y la desesperación de las gentes, amplía la desigualdad, genera la crisis real, el desempleo… Y en Jerusalén las gentes esperan al grito de ¡Hosanna!; reconocen a Jesús y buscan un salvador. ¿Será que están desesperados?, ¿desorientados?, ¿habrá falta de liderazgo? ¿Quién podrá conducir el cambio?

Jesús entra en el templo y… ¡qué decepción!, ¡qué guarida de ladrones!, ¡qué corruptos! Tenemos la impresión de que no hay salida; la higuera está seca y parece que no hay plan de conversión. Y, sin embargo, en nuestro interior presentimos que Dios quiere un Templo nuevo y una humanidad nueva.

Toni Kuri Breña, al igual que en otros capítulos de su libro, se sirve de Orígenes para interpretar su doctrina de los “sentidos espirituales” y marcar el itinerario que despojará al hombre viejo. Comenta la reflexión de Orígenes presentando los cinco sentidos corporales y relacionándolos con los sentidos espirituales: “… la fe es ver con ojos nuevos el rostro del amanecer…; la fe es oír las voces del dolor de los pobres y dirigirles palabras de consuelo y esperanza; la fe es tocar la belleza de la naturaleza… tender la mano amiga; la fe es oler la miseria de los humanizados para encontrar el perfume del respeto y la divinidad humana; la fe es gustar, saborear el alimento de la paz… compartir la mesa de la solidaridad…”. (Recomiendo especialmente una lectura personal y atenta de estas páginas).

Gracias Antonio Kuri por haberte atrevido a poner tus palabras por escrito, que así se hacen realidad. Seguiremos haciendo camino, “subiendo y bajando”, cultivando nuestras vidas; de ese modo podremos vaciarnos y soltarnos “… para así dejar a Dios ser en nosotros”.

 

Elías Pérez

Editorial Verbo Divino

 

Print Friendly, PDF & Email

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.