Revista Ecclesia » Darío Menor: «Hay que imbuir a los medios de la importancia de la reflexión para comunicar en la Iglesia»
Deusto Darío Menor Silvia Rozas
Iglesia en España Última hora

Darío Menor: «Hay que imbuir a los medios de la importancia de la reflexión para comunicar en la Iglesia»

«Hay que imbuir a los medios de la importancia de la reflexión para comunicar en la Iglesia». Esta fue una de las reflexiones del corresponsal en Roma y en el Vaticano, Darío Menor, que participó junto con la directora de ECCLESIA, Silvia Rozas FI, en un coloquio sobre la comunicación en el mundo de hoy, en la Iglesia y en la Compañía de Jesús.

Dario Menor

Un espacio organizado por Deusto Forum en la Universidad de Deusto, en Bilbao, que tuvo como base el libro En camino con Ignacio. El texto, tal y como reconoció el corresponsal, pudo realizarse gracias a las 24 horas en 12 sesiones de entrevistas con el superior general de los jesuitas Arturo Sosa, acerca las reflexiones actuales sobre su historia personal, la Compañía de Jesús, la Iglesia, la actualidad sociopolítica del mundo, la pandemia, entre otros temas. De hecho, durante el coloquio, Darío Menor agradeció a varios jesuitas de la curia «el poder haber entrevistado con tranquilidad, sin las prisas que hoy marcan a los medios de comunicación».

Silvia Rozas

Esas prisas marcan una «perspectiva negativa» de propuestas en los medios que «a golpe de click» no profundizan «en el contenido» y se pierde, por tanto «la importancia de la reflexión», explicó la directora de ECCLESIA. Algo a lo que el autor del libro dio una especial importancia: «Hay que imbuir a los medios de la importancia de la reflexión para comunicar en la Iglesia, con propuestas sociales y eclesiales para que la propia comunicación de la Iglesia no caiga en el inmediatismo, de la espectacularidad de los contenidos, de obsesionarnos con algunos temas olvidándonos del valor del Evangelio y lo que eso puede proponer a nuestros contemporáneos».

Sinodalidad y discernimiento

Tal y como explicó el corresponsal del vaticano, a través del libro «En camino con Ignacio», fruto de sus conversaciones con el general de los jesuitas ha experimentado «la transformación e impulso» de querer ser una persona menos centrada en sí misma y más dirigida a los demás, algo que de la misma forma quiere transmitir al lector.

El autor ha querido mostrar que la Compañía de Jesús, «gracias a su larga formación, su experiencia, su espiritualidad»,  se les encuentra en los lugares más diversos: «Junto a los pescadores de filipinas o en las universidades más prestigiosas, desarrollando pensamientos al más alto nivel; con los refugiados en Colombia que llegan desde Venezuela; con los migrantes en España o en las parroquias». Se trata, de una versatilidad que «que se entiende también por su historia, porque probablemente estamos hablando de la congregación más influyente en la Iglesia del último medio milenio, así como la más numerosa de las masculinas».

El libro recorre las cuatro preferencias apostólicas de la Compañía y reivindica «su concepción de la política, su mirada positiva de la “descristianización” del mundo, su denuncia del clericalismo y su defensa de la sinodalidad».

Esa sinodalidad va de la mano del «discernimiento», que es una de las principales palabras del pontificado, explicó Menor. Una idea ignaciana que tal y como profundizó la directora de ECCLESIA es una línea en común entre el superior y el Papa jesuita. No obstante, tal y como explicó Arturo Sosa en la entrevista que le realizó Rozas en Madrid «no tengo ningún canal preferencial con él». La sinodalidad «es la esperanza hoy», explicaron. Algo que implica tomar en serio la misión compartida en funciones y responsabilidades. «El reto es no convertirlo en tema de moda, sino hacer que desencadene procesos de conversión».



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa