Revista Ecclesia » Curso de las Causas de los Santos en San Dámaso: «Promover la Pastoral de la santidad en la Iglesia»
Santos San Dámaso
Iglesia en España Última hora

Curso de las Causas de los Santos en San Dámaso: «Promover la Pastoral de la santidad en la Iglesia»

«Promover la Pastoral de la santidad en la Iglesia» es uno de los objetivos del curso las Causas de los Santos ofrecido desde la Facultad de Derecho Canónico de San Dámaso y promovido por la Oficina para las Causas de los Santos de la Conferencia Episcopal Española. Un curso que además cuenta con el patrocinio de la Congregación de las Causas de los Santos de la Santa Sede.

La sede de la Universidad Eclesiástica San Dámaso acogió el 5 de octubre la inauguración del curso que presidió el rector de la Universidad, Javier Mª Prades, que resaltó que entre los objetivos del curso está el promover la pastoral de la santidad en la Iglesia. «Tanto la Facultad de Derecho Canónico, con este curso, como la Facultad de Teología creando un título propio sobre Teología de la Santidad, han tomado iniciativas para promover esta pastoral».

Ciertamente interesa en la universidad «promover esta pastoral porque la santidad es el testimonio más alto de la fe eclesial, la mayor fuerza de que dispone la Iglesia para difundir el Evangelio en todas las épocas y todas las circunstancias». El curso cuenta con 75 alumnos matriculados.

Itinerario en los procesos de beatificación y canonización

Por su parte, el nuncio apostólico en España, Bernardito C. Auza, felicitó la organización de esta iniciativa y recordó el itinerario que siguen los procesos de beatificación y canonización. «Organizar cursos de formación para delegados diocesanos y postuladores». La dinámica y estudio de este curso ha de entenderse en la perspectiva de la santidad, como recoge la exhortación apostólica Gaudete et exsultate del papa Francisco.

Santos San Dámaso

La santidad, eje transversal de la vida y la misión de la Iglesia

En nombre del secretario general de la Conferencia Episcopal Española, Luis J. Argüello García, tomó la palabra la directora de la Oficina para las Causas de los Santos, Lourdes Grosso García, M.Id, que subrayó que la santidad es eje transversal de la vida y la misión de la Iglesia y lo primero que hemos de programar en nuestras actividades.

«Esto es punto de partida claro para quienes trabajamos en las causas de los santos, sea cual sea nuestra competencia. Nuestro delicado encargo nos introduce en la tierra sagrada de la intimidad de hombres y mujeres en los que el Espíritu Santo ha realizado una obra maestra, porque se han dejado hacer por él. Somos pequeños hagiógrafos de grandes historias».

Santos San Dámaso

Colaboración en el trabajo

Desde la Congregación de las Causas de los Santos, en conexión on line, el prefecto, cardenal Marcello Semeraro, expresó su cercanía y «sobre todo deseo una fructífera continuidad de las relaciones de colaboración con la Congregación para las Causas de los Santos, cuya finalidad es ayudar al Romano Pontífice en el ejercicio del oficio supremo de Pastor Universal de la Iglesia».

Por su parte el obispo de Córdoba, Demetrio Fernández González, director del Curso, expresó su agradecimiento a la Biblioteca de Autores Cristianos, BAC, que ha publicado el manual que se utilizará.

Todos estamos llamados a ser santos

La lección inaugural, con el tema «Llamados a ser santos», fue pronunciada por  Juan Antonio Martínez Camino, obispo auxiliar de Madrid. El prelado hizo un recorrido por el magisterio y la teología ha señalado el arraigo en la tradición de la llamada universal a la santidad proclamada por el Concilio Vaticano II. Los santos son más que ejemplos de vida, son el eje de la historia de la Iglesia.

Santos San Dámaso
Santos San Dámaso

En su alocución Mons. Martínez Camino se ha referido al saludo de Pablo a los Corintios “a los santificados por Jesucristo, a los llamados a ser santos” (1Cor 1,2), con dos afirmaciones fundamentales: “los cristianos ya somos santos y al mismo tiempo estamos llamados a ser a fondo lo que ya somos, es decir santos”. Somos ya santos porque “el único verdaderamente santo, el Dios tres veces santo, se ha acercado a nosotros en su Hijo amado y nos ha dado parte en su vida divina por el Espíritu Santo”; eso es ser santo, tener parte en la santidad de Dios pura gracia divina, ser santificados por Jesucristo. Si no tenemos esto en cuenta corremos el peligro de reducir la santidad a un puro adjetivo ético de la condición humana: santidad equivalente a ser buenos, o solidarios o fraternos, realidades con las que tiene en común pero que no agotan la santidad.

¿Y por qué estamos todavía llamados a ser santos? Gaudete et exsultate, del Papa Francisco, es muy oportuna para refrescar el sentido auténtico de la llamada a la santidad, el amor perfecto que se nos revela en Cristo, al que nos vamos configurando. “En la Iglesia, santa y compuesta de pecadores, encontrarás todo lo que necesitas para crecer hacia la santidad” (Gaudete et exsultate 15). Así señala el Concilio Vaticano II el común denominador de la santidad: “Quedan, pues, invitados y aun obligados todos los fieles cristianos a buscar insistentemente la santidad y la perfección dentro del propio estado. Estén todos atentos a encauzar rectamente sus afectos, no sea que el uso de las cosas del mundo y un apego a las riquezas contrario al espíritu de pobreza evangélica les impida la prosecución de la caridad perfecta” (Lumen Gentium 42).



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa