Internacional

Cuba: Fiesta de la gratitud por los cien años de la presencia de los Salesianos

Cuba: Fiesta de la gratitud por los cien años de la presencia de los Salesianos

Más de 60 miembros de la Familia Salesiana en Cuba se reunieron en la ciudad de Camagüey entre el 23 y 26 de junio, para celebrar y agradecer por los cien años de la presencia de los salesianos en ese país y en Las Antillas. Durante estos días, jóvenes y adultos representaron las cinco Casas que existen por toda la Isla y juntos compartieron la alegría de formar parte de “una historia, una familia, un camino para educar y evangelizar”, como proclamaba el emblema del encuentro.

Las actividades comenzaron con un espectáculo donde se presentaron los jóvenes de la Obra de Santa Clara con el perfoman “La tierra de mis amores”, Ad cor de los muchachos de Camagüey que ya cumplieron siete años de fundados, y un grupo de música invitado especialmente para la ocasión: “Nueva Generación”. Con las palabras inaugurales a cargo de Wilgen Cancio, Delegado de la Familia Salesiana en Cuba, y el brindis del centenario por Daniel de los Santos, Director de la comunidad de Camagüey, se dio inicio a la gran fiesta que duró cuatro días.

Muchas fueron las emociones vividas, las anécdotas, los recuerdos. Las lágrimas corrieron varias veces de los ojos, ya muy arrugados por los años, de algunos y también de los jóvenes que oían las historias y contaban las propias como agradecimiento a tanta entrega de los que ya no están. Grandes momentos marcaron a los participantes como la visitas al antiguo Colegio de Artes y Oficios “Dolores Betancourt” junto a los exalumnos, la casa natal de Dolores, benefactora del colegio que no vio terminado y que pidiera a los salesianas que vinieran a Cuba y al cementerio donde ya descansan hijos de Don Bosco y de María Auxiliadora que entregaron su vida en la ilustre ciudad. La mañana del sábado hizo recordar a todos los momentos de oratorio y lo bien que se pasa en el patio salesiano entre juegos y dinámicas en la Casona del barrio La Mosca, y en la noche, contaron con la fiesta de disfraces, el desfile, karaoke y música para disfrutar en familia.

Con la Eucaristía en el Santuario de La Caridad, primera Casa de los salesianos en Cuba, concluyeron todas las actividades como acción de gracias por tanta gente buena que se ha gastado porque la impronta de Don Bosco siga viva y ya tenga cien años en esta tierra cubana.

Los primeros salesianos llegaron a Cuba en 1917 y comenzaron a construir colegios de artes y oficios para jóvenes pobres y de clase media en diferentes ciudades del país. En 1961, con la Ley de la Nacionalización de la Enseñanza, fueron intervenidos y pasaron al Estado. Pocos salesianos y salesianas regresaron a las parroquias para mantener sus obras. Sin embargo, esto no impidió que abandonaran al pueblo y los jóvenes cubanos. Readaptaron su misión a las parroquias y los pequeños espacios que tenían, y continuaron hasta los días de hoy. Por ello, ante esta grandeza, solo podemos decir: ¡muchas gracias!

De: Caruchy Castellanos / Conferencia de Obispos Catolicos de Cuba

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email