Internacional

Cuba: En este momento de transformación, imprescindible la osadía de una Iglesia en salida

Cuba: En este momento de transformación, imprescindible la osadía de una Iglesia en salida

Con una invitación a hacer memoria de quienes nos han precedido en el signo de la paz y la misión, memoria de tantos que junto a nosotros trabajaron, trabajarán y continuarán la obra de la Iglesia, monseñor Juan de Dios Hernández, obispo auxiliar de La Habana y Secretario General de la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba (COCC), inauguró el Simposio Conmemorativo “Del Padre Varela al Papa Francisco, una Iglesia en Salida”, el pasado 19 de febrero.

En un evento en el que confluyeron tres importantes celebraciones para la Iglesia cubana: treinta años del Encuentro Nacional Eclesial Cubano (ENEC), el aniversario 163 de la muerte del Venerable Padre Félix Varela y el camino jubilar por el Año de la Misericordia; el obispo recordaba que “Patria y Santidad son dos rieles por donde el ENEC transitó a la luz de la enseñanza delvenerable presbítero e insistía en que no se puede hablar de Iglesia sin un lenguaje de inclusión».

“El ENEC –dijo– fue un momento necesario para llegar con identidad viva a la misión y responder a los grandes retos que teníamos delante, pues al decir del Papa emérito Benedicto XVI ‘no se comienza a ser cristiano por una decisión o idea, sino por el encuentro con Cristo, que se convierte en un acontecimiento de salvación y transformación’».

“En 1986, como ahora –afirmó el prelado– estábamos llamados a construir la sociedad en Cuba desde Cristo, desde distintos roles… Fue una búsqueda apasionada de interlocutores y espacios de diálogo.” Dos ilusiones: ser mejor Iglesia fiel a Cristo y servir al pueblo cubano y su progreso, fueron motivaciones esenciales para su realización.
Aseguró que “en el ENEC el amor antecedió al juicio, y ese amor tiene una concreción fundamental: diálogo”.

Asimismo, agregó, “la Iglesia no busca poderes o favores, sino el espacio necesario para cumplir su misión, lo cual no es un privilegio, sino un derecho y un servicio.Ser una Iglesia orante, encarnada y misionera fueron las tres prioridades del ENEC.

“Hoy –continuó diciendo– nos encontramos frente a un momento de transición de la modernidad a la postmodernidad, en el cual un reto es colocar a Dios, realidad fundante, en la visión de la realidad que se tiene, para evitar los fracasos tanto del marxismo como de los sistemas capitalistas que lo han excluido.”

Asegurando que Cuba vive un momento de transformación, necesario además, reconoció como imprescindible la osadía de una Iglesia en salida, sin frenos timoratos, consciente de que no hará lo suficiente porque Dios es siempre más. “No basta –concluyó– con hacer viajes de vez en cuando a las fronteras, reportar, permanecer por algún tiempo, es necesario echar raíces hondas y habitar, ser de ahí, en las realidades extremas y rotas de la Cuba de hoy. Solo así se puede colaborar en su transformación positiva. No se trata de ver sin participar: Cristo se hizo hombre, carne de pesebre y de patíbulo, carne de hombre, en todo, semejante a nosotros”.

Fuente y foto: Conferencia de Obispos Católicos de Cuba

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Cuba: En este momento de transformación, imprescindible la osadía de una Iglesia en salida, 6.0 out of 10 based on 1 rating
Print Friendly, PDF & Email