Noticias Santa Sede

Cuando un bebé llora en la Iglesia «es una bella predicación»

El Papa Francisco aseguró que cuando un bebé llora en una Iglesia «es una bella predicación». Lo hizo durante la homilía de la solemnidad del Bautismo del Señor, en la que bautizó a 15 niñas y 17 niños, un total de 32. «El concierto aún no ha empezado», afirmó en la homilía, «pero seguro que comenzará». «No se asusten, dejen llorar a los niños. Si tienen hambre, aliméntenlos aquí en paz», dijo a los padres que esperaban el bautismo para sus hijos. El concierto comenzó, de hecho, más tarde durante la celebración, y se llevó con naturalidad por parte de público y celebrantes.

Con esta cercanía, el Papa dirigió unas breves palabras sobre el significado del bautismo: «Es un acto de justicia, es un tesoro. El niño sale con la fuerza del Espíritu dentro, que lo defenderá y ayudará para toda la vida». Exhortó a los padres, como responsables de educar a sus hijos en la fe, para que ellos crezcan «con la fuerza del Espíritu Santo a través del ejemplo que les darán en casa».

 

Print Friendly, PDF & Email