Revista Ecclesia » Cuando no sepas qué hacer, reza

Al abrir la puerta Blogs de Ecclesia

Cuando no sepas qué hacer, reza

¿Qué se puede hacer cuando no se puede hacer nada?

En estas semanas me he encontrado –esto de intentar servir a otros…- con algunas situaciones personales difíciles. Muy difíciles. Con conflictos, enfermedades, dificultades laborales, sospechas y dudas, problemas familiares, problemas personales, que dejan un peso de oscuridad en el corazón.

Ante el dolor, el miedo, el sufrimiento de los otros, surge la compasión, y con ella la voluntad, el deseo, el anhelo, de poder ayudar. Ojalá tuviéramos la capacidad de solucionar los problemas, los daños, el temor, las situaciones de quienes sufren. Ojalá pudiéramos acabar con el dolor del mundo.

Pero no es así la vida. No cabe a veces –y no es poco- más que quizás escuchar. Quizás aconsejar. Quizás acompañar. Pero no podemos arrancar el sufrimiento solo por compasión. Ojalá pudiéramos.

Ahí entra la pregunta. ¿Qué se puede hacer cuando no se puede hacer nada?

Rezar. Cuando no sepas que hacer, reza.

Rezar para que sientan a Dios cerca aún en medio del dolor, para que el miedo no les pueda, para que no pierdan la esperanza. Rezar para que haya luz en medio de su oscuridad, para que se fortalezcan las personas en el sufrimiento, para que la paciencia les sostenga. Rezar para que no les hunda ni les destruyan los problemas. Para que aun del daño puedan aprender y crecer. Que no les deshumanice. Que el dolor les abra al amor y no al odio.

Desde luego rezar también para que Dios actúe, sane, cuide, ¡que solucione el problema Él mismo que nosotros no podemos! pero que no se haga nuestra voluntad sino la suya…

¿Qué se puede hacer cuando no se puede hacer nada? Rezar. Cuando no sepas que hacer, reza.

Vicente Niño Orti, OP. @vicenior



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA