Iglesia en España Nacional

Crónica del V Congreso Nacional de España de Ecumenismo

En los días del 28 al 30 de septiembre se ha celebrado el V Congreso Nacional de Ecumenismo en la ciudad de Madrid. Las Hermanas Misioneras de la Unidad junto con la Comisión preparatoria han querido centrarlo en el Tema “Ecumenismo y Espiritualidad, pero subrayando el compromiso que nos exige una verdadera espiritualidad ecuménica. De ahí que el tema central haya sido: “Hacia una espiritualidad del ecumenismo comprometida”.

Han intervenido los siguientes ponentes: Joanna Ortega, Santiago Madrigal, Giacomo Puglisi, Hector Vall, Rogelio Prieto, Pedro Langa y el archimandrita de la Iglesia griega Demetrio.

Este año se celebra el 50 aniversario del comienzo del Concilio Vaticano II, creemos que el diálogo ecuménico ha hecho grandes progresos. Más importante que determinados resultados concretos es lo que el papa Juan Pablo II, en la encíclica sobre el ecumenismo Ut unum sint (1995), denomina el redescubrimiento de la fraternidad entre los cristianos (42s). Sin embargo, a pesar de esos alentadores progresos tenemos la impresión de que el diálogo se ha paralizado. “La situación y el ambiente han cambiado, y hasta cierto punto se puede hablar de una crisis. No cabe duda: el movimiento ecuménico se encuentra hoy en un punto de inflexión”. (Cardenal Walter Kasper).

¿Qué podemos hacer? ¿Cómo deberíamos proceder?

En esta situación crítica hemos de hacer memoria y recapacitar sobre el impulso originario del movimiento ecuménico. En el origen del movimiento ecuménico hubo sobre todo un movimiento espiritual, un ecumenismo espiritual, un ecumenismo espiritual que es la fuerza motriz de la “Semana para la unidad de los cristianos”, fundada por el abbé Paul Couturier, el gran apóstol y pionero de la ecúmene espiritual.

El Concilio Vaticano II califica el ecumenismo espiritual “el corazón del ecumenismo”, del movimiento ecuménico, puesto que la unidad de la Iglesia no se puede alcanzar sólo por el esfuerzo humano; la unidad de la Iglesia es obra y don del Espíritu de Dios. Sólo un nuevo Pentecostés, una nueva efusión del Espíritu Santo, puede regalarnos la unidad de todos los discípulos de Cristo, por la que Jesús oró la víspera de su muerte en la cruz: “Que todos sean uno” (Jn 17, 21).

Desde una espiritualidad ecuménica estamos llamados a

a)     Alcanzar el objetivo de una unidad visible.

b)    Promover un testimonio común.

c)    Realizar un servicio cristiano que atienda a las necesidades humanas, que elimine las barreras que separan a los seres humanos, que busque la paz, la justicia y la reconciliación, y que cuide la integridad de la creación.

 

Juan Pablo García Maestro

Coordinador del Congreso

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Crónica del V Congreso Nacional de España de Ecumenismo , 10.0 out of 10 based on 1 rating
Print Friendly, PDF & Email