Especiales Ecclesia Viaje Papa Francisco México

Crónica del encuentro del Papa Francisco con los jóvenes mexicanos (Morelia, 16-2-2016)

Crónica del encuentro del Papa Francisco con los jóvenes mexicanos (Morelia, 16-2-2016): Es mentira que la única forma de vivir es dejando la vida en manos del narcotráfico: Papa Francisco a jóvenes

En distintos momentos de su discurso, el Papa reiteró con diversos ejemplos y metáforas que siempre los jóvenes serán la riqueza del país.

Al celebrar su encuentro con jóvenes en el “Estadio Morelos” en Morelia,  Michoacán, el Papa Francisco invitó a la juventud mexicana a entender que es mentira que la única forma de vivir, “de poder ser joven, es dejando la vida en manos del narcotráfico o de todos aquellos que lo único que están haciendo es sembrar destrucción y muerte”.
Digiriéndose a los más de 50 mil jóvenes que acudieron a su encuentro, el Papa hizo énfasis en que “Jesús nunca nos invitaría a ser sicarios, sino que nos llama a ser discípulos. Él nunca nos mandaría a la muerte, sino que todo en Él es una invitación a la vida”.

En su mensaje, el Vicario de Cristo resaltó que en el mundo actual existen fenómenos y conductas sociales que amenazan y destruyen la esperanza que tienen los jóvenes, así como su posibilidad de conseguir un futuro que valga la pena vivir.

Así, pidió a los presentes que “no sean las riquezas materiales las que conduzcan el rumbo de sus vidas”, pero reveló que ellos, y no otra cosa, son la verdadera esperanza y riqueza de México.

“Uno de los mayores tesoros de esta tierra mexicana tiene rostro joven, son sus jóvenes. Sí, son ustedes la riqueza de esta tierra”, dijo.

En distintos momentos, el Papa reiteró con diversos ejemplos y metáforas que siempre los jóvenes serán la riqueza del país, y que por lo tanto, para mantener viva y latente esta riqueza, la esperanza de los jóvenes debe ser defendida y renovada.

“La principal amenaza a la esperanza (de los jóvenes) es hacerte creer que empiezas a ser valioso cuando te disfrazas de ropas, marcas, del último grito de la moda, o cuando te vuelves prestigioso e importante por tener dinero (…) La principal amenaza es cuando uno siente que debe tener plata para comprar todo, incluso el cariño de los demás”.

El Santo Padre también recordó que  “es difícil sentirse la riqueza de una nación cuando no se tienen oportunidades de trabajo digno, posibilidades de estudio y capacitación, cuando no se sienten reconocidos los derechos que terminan impulsándolos a situaciones límites”.

En el estadio y ante el Santo Padre, jóvenes de distintas diócesis del país externaron sus preocupaciones y puntos de vista ante el fenómeno de la violencia y la falta de oportunidades que afectan el desarrollo de la nación.

En su turno, una de las jóvenes dijo al Papa que para los jóvenes mexicanos la familia tiene aún una gran trascendencia, pues es la escuela para la vida donde se adquieren costumbres y hábitos que van construyendo su personalidad, donde se aprende a resolver los problemas y comienzan a sentirse parte de una comunidad.

“Pero nos duele ver cómo para muchos son más importantes las cosas materiales que las personas; la palabra ‘amor’ cuesta trabajo pronunciarse; nos hace falta el abrazo y el regaño de la familia”.

Por su parte, un joven de nombre Alberto dijo al Santo Padre ser parte de los 30 millones de jóvenes que en México anhelan la paz. “Aumentan entre las víctima del narcotráfico, las adicciones; muchas familias sufren la pérdida de sus hijos a causa de los grupos criminales. Pero en medio de todo esto, la paz es un don que seguimos anhelando. Como católicos, queremos recibir la paz de Cristo. Papa Francisco, le agradezco de antemano, su presencia, su palabra y su consuelo.

Roberto, otro joven, le externó que crece cada vez más el acceso para los jóvenes a las nuevas tecnologías, pero se ha perdido el encanto de ver o escuchar la presencia de quien está al lado. “Hoy los jóvenes queremos comprometernos a vencer la tibieza y los conformismos, los miedos que nos acobardan y nos impiden afrontar la vida. Nos comprometernos a ir más allá de nuestras circunstancias individuales y a ser jóvenes en salida. ¡Queremos ser jóvenes con espíritu evangélico! ¡Ruegue por México, ruegue por nosotros!

“Los jóvenes hemos escuchado que somos la esperanza para un futuro mejor –dijo finalmente una joven de nombre Daniela al Sumo Pontífice–, nos han dicho que representamos un enorme potencial para la evangelización; pero en nuestro corazón surge una pregunta: ¿y quién trae esperanza para nosotros. “La respuesta viene inmediatamente a nuestros corazones: ¡Cristo Jesús. Papa Francisco, tú eres nuestro amigo cercano, el hermano mayor; tú eres latinoamericano, y por eso conoces el corazón de todos los jóvenes latinoamericanos.

El santo Padre envió un especial mensaje a los miles de jóvenes tapatíos que no pudieron realizar el viaje a Morelia, pero aprovecharon la ocasión para reunirse en la Plaza San Juan Pablo II, en Guadalajara, “me han dicho que son miles los jóvenes que están allá, así que somos dos estadios reunidos”.

Con música, banderines, porras y ovaciones, el Santo Padre fue despedido por los miles de jóvenes que escucharon atentos su mensaje y que agradecieron la bendición que llevó al Estado de Michoacán.

Fuente: Sistema Informativo de la Arquidiócesis de México


GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email