Iglesia en España Nacional

Crónica de las XX Jornadas Nacionales de PROSAC en Tarazona

XX Jornadas Nacionales de PROSAC en Tarazona

Breve crónica de unas Jornadas inolvidables

Del 21 al 23 de abril se han celebrado en el Seminario de Tarazona las 20 Jornadas Nacionales de PROSAC. 75 médicos, enfermeras, auxiliares, profesores de enfermería y medicina, etc. han reflexionado y compartido sus experiencias en torno al lema de las Jornadas «Misericordiosos en un mundo necesitado de misericordia». La Cruz de la Vida ha presidido las sesiones.

Comunicado final

Mons. Francesc Pardo, obispo de Girona, presidió la Apertura de las Jornadas y la Eucaristía. Era su primer acto oficial como nuevo obispo responsable de la Pastoral de la Salud en España. Nos invitó a ser buenos compañeros de camino del enfermo. El mismo vivió la experiencia de ser acompañado por buenos profesionales sanitarios que, en medio de la confusión de su enfermedad, pusieron esperanza y alegría. Nos acompañó también Jesús Martínez Carracedo, Director del Departamento de Pastoral de la Salud.

Desde una múltiple mirada (enfermos, profesionales, otros agentes de salud), el Dr. Joan Viñas nos ofreció su impresionante testimonio como médico y como enfermo; la visión iluminadora desde los textos bíblicos e historiográficos de la Iglesia corrió a cargo de Felipe Blanco. Y el Dr. José María Rubio, recorrió en su ponencia el camino de las obras de misericordia encarnadas en un modo de vivir y practicar nuestra profesión de cuidadores, curadores y sanadores.

En el panel detestigos de la misericordia” cuatro jornadistas nos transmitieron experiencias que están realizando en el campo de la humanización, la asistencia a los más necesitados, la atención espiritual a los enfermos en el hospital, y la enseñanza de la ética y los valores en la formación de los alumnos de enfermería. Marcos Castillo, médico de Málaga, reflejó en un vídeo el sentir de un grupo de jóvenes sanitarios que buscan ejercer su profesión con ilusionada esperanza.

  1. Eusebio Hernández, obispo de Tarazona, nos acompañó la jornada del sábado, que se iniciaba con la oración del salmo 103, dirigida por Raúl Romero, sacerdote de la diócesis. Tras la visita guiada a la Catedral y la ciudad, celebramos la Eucaristía, presidida por D. Eusebio acompañado por Mons. Redrado y varios sacerdotes. En su homilía tras dar las gracias a los profesionales sanitarios por su gran labor al servicio de los enfermos, les invitó a evangelizar viviendo la misericordia y aportando paz y serenidad al enfermo y la familia. «No hay –dijo- púlpito mejor, más sonoro y elocuente que la habitación del enfermo» Las hermosas voces del Coro de la Catedral nos ayudaron a vivir una eucaristía gozosa y serena. Dos profesionales jóvenes llevaron en ofrenda la Cruz de la Vida, y los chicos del Centro Ocupacional de la Comarca de Tarazona y el Moncayo ofrecieron unos platos hechos a mano por ellos, entregado como recuerdo los asistentes de unas Jornadas inolvidables. Las próximas tendrán lugar dentro de dos años en Barcelona.

En el Comunicado final de las Jornadas los asistentes comparten el fruto de sus reflexiones y compromisos.

Con el buen sabor de unos días vividos en un clima de fraternidad volvimos alegres y esperanzados a nuestros lugares de origen, y dispuestos a anunciar con sus palabras y sus obras lo vivido en las Jornadas.

 

Rudesindo Delgado, Delegado de Pastoral de la Salud de Tarazona

Print Friendly, PDF & Email

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.