Iglesia en España Nacional

Crónica de las X Jornadas de Teología en Comillas: Nuevas formas de ateísmo

nuevas-formas-de-ateismo

Crónica de las X Jornadas de Teología en Comillas: Nuevas formas de ateísmo

Estas jornadas organizadas por la Universidad Pontificia de Comillas, se celebraron durante los días 1 y 2 de octubre.  Jornadas coordinadas por el profesor Dr. D. Gabino Uribarri Bilbao S.J. y entre cuyos ponentes se hallaba el arzobispo alemán monseñor Müller, prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe.

La conferencia: “Los nuevos ateísmos desde la sociología de la religió” corrió a cargo del profesor D.Lluís Oviedo OFM (Antonianum Roma). .

La conferencia “Los nuevos ateísmos. Visión teológico-filosófica” la dió el profesor D. Gabriel Amengual Coll (Universidad de las Islas Baleares. Centro de Palma de Mallorca).

La proferosa Dª Camino Cañón Loyes (Universidad Pontificia Comillas), habló de “El nuevo ateísmo científico”.

El profesor D. José Ramón Busto Saíz S.J. (Fcultad de Teología. Universiad Pontificia Comillas),impartió la conferencia “”Respuesta desde la teología al nuevo ateísmo”

Y la conferencia de clausura: “El Dios cristiano frente al ateísmo posmoderno en el magisterio de Benedicto XVI”  fue impartida por Mons. Gerhard Ludwig Müller, Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe.

 

Aludió Mons Muller a la Constitución Gaudium et Spes a través de las preguntas: ¿Qué es el hombre?, ¿cuál es el sentido del dolor, del mal, de la muerte, que, a pesar de tantos progresos hechos, subsisten todavía?,  ¿qué valor tienen las victorias logradas a tan caro precio?,  ¿qué puede dar el hombre a la sociedad?,  ¿qué puede esperar de ella?,  ¿qué hay después de esta vida temporal?

 

La vida es demasiado corta para despreciarla. Nada hay verdaderamente humano que no encuentre eco en la Iglesia. Ante la actual evolución del mundo, son cada día más numerosos los que se plantean las cuestiones más fundamentales aludidas.

 

Las estadísticas, recordó, demuestran que aumenta el ateísmo. Asistimos a un neoateísmo, como recordó Benedicto XVI. A pesar de que el hombre es invitado al diálogo con Dios, de que existe pura y simplemente por el amor de Dios, que lo creó, y por el amor de Dios, que lo conserva, sin embargo muchos se desentienden de esta íntima y vital unión con Dios o le niegan en forma explícita.

 

La Iglesia afirma que el reconocimiento de Dios no se opone en modo alguno a la dignidad humana, ya que esta dignidad tiene en el mismo Dios su fundamento y perfección. Es Dios creador el que constituye al hombre inteligente y libre en la sociedad. Y, sobre todo, el hombre es llamado, como hijo, a la unión con Dios y a la participación de su felicidad.

 

Recordó al filósofo, conocido de Benedicto XVI, Robert Spemann.

De un tiempo a esta parte, se ha hecho común la mentalidad de que creer en Dios es contrario a la ciencia y que, para ésta, sólo existe aquello que se puede medir, pesar y contar. ¿No habrá llegado el momento de volver a hablar de Dios?.  Hoy es más necesario que nunca, porque, como dice el filósofo Robert Spemann, la existencia de Dios es un antiguo rumor que se resiste a ser callado. Ahora bien, Dios no es un ser desconocido, sino el Dios que ha entrado en la historia y se ha dado a conocer en Cristo.  

Y ¿cómo hacer esto?. Fundamentalmente, volviendo a poner a Dios en el centro de la propia vida. Eso significa que debo dejar a Dios que sea Dios, por tanto que yo no pretenda ocupar su lugar.

Es preciso una metafísica de la realidad y una antropología de la trascendencia. Dios está más allá de todos nuestros conocimientos. Dios sigue siendo misterio.

 

Hoy lo importante es que se vea de nuevo que Dios existe, que Dios nos incumbe y que Él nos responde. Y que, a la inversa, si Dios desaparece, el hombre pierde su dignidad.

S.Juan de la Cruz, el hambriento de amor es arrebatado a la misma hermosura, y absorto en la misma hermosura, y transformado en la misma hermosura, y ser hermoso como la misma hermosura y enriquecido como la misma hermosura” (Cántico 11, 9).

Decimos que para amar algo hay que conocerlo. San Juan de la Cruz brinda un nuevo paradigma: conozco lo que amo. El amor lleva al conocimiento. En Dios vivimos nos movemos y existimos. Dios nos hace libres ; somos “arcilla” en manos del Creador.

Clausuró las Jornadas el Rector de la Universidad Pontificia de Comillas D. Julio L. Martínez Martínez S.J., que recordó, asimismo, a la Gaudium et Spes del Vaticano II, cuando dice que

La investigación metódica en todos los campos del saber, si está realizada de una forma auténticamente científica y conforme a las normas morales, nunca será en realidad contraria a la fe, porque las realidades profanas y las de la fe tienen su origen en un mismo Dios.

Pero si autonomía de lo temporal quiere decir que la realidad creada es independiente de Dios y que los hombres pueden usarla sin referencia al Creador, no hay creyente alguno a quien se le oculte la falsedad envuelta en tales palabras. La criatura sin el Creador desaparece. Por lo demás, cuantos creen en Dios, sea cual fuere su religión, escucharon siempre la manifestación de la voz de Dios en el lenguaje de la creación. Más aún, por el olvido de Dios la propia criatura queda oscurecida.

Terminó reivindicando el afán (en profesores y alumnos) en la búsqueda de la verdad.

 

 

Madrid, 2 de octubre de 2013

José Manuel Coviella Corripio

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Crónica de las X Jornadas de Teología en Comillas: Nuevas formas de ateísmo, 6.0 out of 10 based on 1 rating
Print Friendly, PDF & Email