Iglesia en España Nacional

Crónica de las Jornadas de Teología en el ISTIC

Crónica de las Jornadas de Teología en el Instituto Superior de Teología de las Islas Canarias (ISTIC), 25 de marzo de 2019

Comenzamos las decimoterceras Jornadas de Teología con la intervención de Juan Jesús García Morales, subdirector del Istic y Cristóbal Déniz, director del Istic, que presentan las Jornadas, este año bajo el lema “creer en la ciencia, experimentar la fe”.

Dan las gracias en primer lugar, a todos los que forman parte del equipo de trabajo de las Jornadas y cuentan que desde el año 1994 se están desarrollando estas Jornadas que buscan el dialogo fe-cultura entre el ámbito académico y la sociedad canaria.

Destacaban que las Jornadas comenzaban hace tres semanas, cuando los alumnos de muchos centros educativos empezaron a reflexionar y a trabajar para presentarse al concurso que había convocado el Istic a propósito del lema de estas Jornadas.

El tema de este año busca la reflexión para un conocimiento más amplio de un debate histórico y en muchas ocasiones, controvertido. Hay una gran coincidencia entre el objetivo último de la ciencia y la teología: la búsqueda de la verdad.

Uno de los grandes retos es descubrir el interés por la búsqueda de la verdad desde los diferentes ámbitos.

El Papa Francisco ha dicho recientemente que el mundo de la ciencia está llamado a hablar de temas tan importantes como la salvaguardia del planeta. Es sugerente su exhortación a políticos y economistas a que sigan el camino de la ciencia para el bien común.

Escucharemos durante toda la semana, aportaciones que nos darán luz para clarificar lo que sucede y también para vislumbrar pautas, acentos, y acciones que favorezcan una sociedad con enfoques humanistas e inquieta por el saber verdadero, concluía Cristóbal Déniz

Interviene a continuación Jesús Pérez Peña, director del Aula Manuel Alemán, que añade que el Aula Manual Alemán no podía faltar en su compromiso de participación-colaboración que se mantiene en las actividades ofrecidas por el Istic. El debate entre ciencia-fe es el debate entre la relación de Dios con la humanidad y el mundo, indicaba Pérez Peña. “El debate que planteamos es la circularidad positiva entre ciencia  y fe, con lo que nos apoyamos en científicos creyentes y no creyentes”.

Llega el turno de Don Francisco Cases Andreu, obispo de la Diócesis de Canarias, que comienza afirmando que la razón y la fe se ayudan mutuamente y ayuda al ser humano a encontrar la verdad. La razón ayuda a la fe a no caer en el fanatismo y en el radicalismo y la fe ayuda a la razón a no perder la cabeza.

Juan Jesús García,  nos presenta el programa de esta semana: Las jornadas comenzaban hace tres semanas cuando los centros educativos se presentaban al concurso fotográfico de estas jornadas. Los alumnos que se han presentado, han expresado de muchas maneras este diálogo que nos ocupará esta semana.

Históricamente, las ciencias experimentales se han ido abriendo paso hacia las demás y ha llegado el momento en que se hace necesario caminar juntos hacia el conocimiento humano.

Comenzamos con la conferencia inaugural a cargo del Dr. D. Francisco José Soler Gil, profesor de la Universidad de Sevilla, que hablará  “Del materialismo histórico al materialismo científico”. Presenta Don Jesús Pérez Peña, director del Aula Manuel Alemán de la ULPGC, que destaca al ponente como un gran referente en los foros de debate entre ciencia, fe y razón.

El materialismo no es una tesis de armonía y circularidad positiva entre ciencia y fe. La religión para el materialista puede representar muchos papeles: el opio del pueblo, incapacidad de ser felices…pero todos esos papeles que el materialista acepta, lo relacionan con la mentira, con lo ficticio. Pero aunque el materialismo sea ajeno al espíritu de las jornadas, es acertado comenzar con una reflexión. El materialismo constituye en nuestros días un sustrato intelectual de fondo, un pensamiento por defecto.

El título es curioso porque el materialismo científico nace antes que el materialismo histórico. Ahora bien, el mayor obstáculo es el materialismo científico.

El materialismo es cualquier corriente que afirme que todo lo que existe es material o depende de alguna forma de la materia. Toda entidad existente dependería de la realidad primera: la materia. El materialismo ha dado diferentes variantes.

La experiencia humana está dividida en dos ámbitos que pareen diferentes: la experiencia de las cosas y la experiencia de la mente; dos esferas: el mundo interior y la mente. Para organizar la experiencia del mundo de los objetos recurrimos al concepto de la física y si queremos describir a las experiencias exteriores, recurrimos a conceptos como el logos.

Un diálogo cosmovisional es muy complicado porque el materialista ha optado por la materia como realidad primera.

El materialismo científico o naturalismo afirma que las ciencias naturales son las que nos permiten descubrir como son la realidad primera.

¿Qué tarea es la que afronta el materialismo científico como planteamiento filosófico? Trata de mostrar cómo la materia es el soporte de todas las realidades que se conocen. Hay realidades que no son materiales; la conciencia, las verdades lógicas…

El materialismo científico niega que haya realidades mentales.

El pensamiento y la materia son experiencias distintas que se sabe que en el hombre intervienen correlativamente, pero que no tienen conceptos comunes.

Se podría pensar que el materialismo ha nacido por la ciencia, pero no es así; el materialismo científico no es la explicación de las tesis científicas en filosofía. Requiere interpretar la ciencia desde algunas claves en las que lo mental es ontológicamente más superficial.

La teoría de la Evolución tendría que afectar al ateísmo porque uno de los elementos de la teoría de la evolución es el azar.

Si no se explicita y critica el  pensamiento que procede del siglo XIX, el materialismo científico que ha partido de la filosofía, se puede producir como secuela la interpretación materialista de la ciencia. La ciencia y la fe fueron el alma de la universidad medieval. Recuperar eso, es una tarea que si se consigue, abrirá un futuro prometedor para nuestra cultura, concluye Soler.

El primer día de las Jornadas continuaba con la entrega de premios a los ganadores, en las diferentes categorías, del concurso de fotografía que se abría desde el mes de febrero.

Y la tarde culminaba con la participación del coro góspel Mlou, porque si hay un fenómeno humano que haya acompañado la historia de las ciencias, que ha influido y se ha beneficiado de la cultura teológica, filosófica o científica, es el arte de la música.

Mañana martes, continuamos con las Jornadas. A las cinco de la tarde, Javier Santaolalla Camino, divulgador científico a través de sus canales de youtube, que abrirá la tarde con la ponencia “¿Es posible una teoría del todo?”.

A las seis y media de la tarde, la segunda ponencia “La lucha entre ciencia y religión, ¿irreconciliables o complementarias?”, a cargo del Dr. D. Gennaro Auletta, profesor de la Pontificia Universidad Gregoriana.

Print Friendly, PDF & Email

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.