Internacional

Crónica de la marcha multitudinaria por la familia en la Ciudad de México

Mexicanos marchan otra vez por el matrimonio y la familia

El presidente mexicano ha intentado alterar los derechos constitucionales de la familia; 400,000 personas marchan en la Ciudad de México por la protección de la familia

27 Sep 2016

El 24 de septiembre, una marcha multitudinaria por la familia tomó lugar en la Ciudad de México. 400,000 ciudadanos participaron. Era su manera de responder al paquete de iniciativas introducido por el Presidente Enrique Peña Nieto en mayo de 2016 para redefinir el matrimonio al nivel constitucional y en el Código Civil Federal. La marcha siguió a otras manifestaciones en 130 ciudades mexicanas. Se organizaron por el Frente Nacional por la Familia, una coalición pro-familia constituida por más de 1000 organizaciones, entre las que se encuentra ADF International. El Presidente aún no ha reaccionado a las marchas en las calles.

“El gobierno debe proteger y fortalecer el matrimonio, no continuar menoscabándolo. El fin de semana pasado, más de 400,000 personas marcharon en la Ciudad de México para vocalizar su opinión sobre la importancia de la familia y el matrimonio. La Corte Suprema ha debilitado constantemente la institución del matrimonio a lo largo de los últimos años. Ahora el Presidente intenta redefinir el matrimonio y la familia totalmente y vulnerar los derechos de los padres de familia que son protegidos por el derecho internacional,” dijo Sofía Martínez, asesora legal de ADF International en México.

Maniobra antidemocrática del Presidente

Muchos ven el actuar del Presidente Peña Nieto como una maniobra antidemocrática contra la primera e histórica iniciativa ciudadana que se presentó a principios de este año para reformar la constitución a fin de definir explícitamente el matrimonio como un vínculo entre hombre y mujer. Los cientos miles de participantes en la Ciudad de México marcharon por la protección y el reconocimiento de los derechos de la familia, incluyendo los derechos de los padres de familia a educar a sus hijos y los derechos niños a tener a un padre y una madre.

“El gobierno no debe de impedir que los padres eduquen a sus hijos según sus propias convicciones y creencias. Muchos padres mexicanos se sienten atropellados por las decisiones de la Corte Suprema y las acciones del Presidente. La marcha en la Ciudad de México fue una protesta, una llamada para un diálogo honesto sobre estas cuestiones en el cual todas las opiniones deben ser tomadas en cuenta incluyendo las que se apartan de la agenda gubernamental,” continuó Martínez.

“A lo largo de la historia, varias culturas y religiones han sostenido que el matrimonio propicia el entorno ideal para criar a los niños. La singularidad de esa unión es la razón por la cual está reconocido y protegido. Deberíamos alentar que haya más hogares en donde estén presentes madre y padre, en lugar de intencionalmente privar a los niños de un entorno ideal para su desarrollo. El Presidente ha intentado redefinir el matrimonio, promover la adopción por parejas del mismo sexo, autorizar el cambio de sexo en los documentos oficiales e introducir la ideología de género en la currícula de las escuelas. Desde inicios de septiembre millones han mostrado su plena oposición. Tal vez es la hora de dejar los monólogos y empezar un diálogo donde todas las voces y opiniones sean escuchadas.

Fuente:

ADF International es una organización jurídica, constructora de alianzas, que aboga por el derecho de las personas a vivir su fe en libertad.

Regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

REGISTRARME