Revista Ecclesia » Cristina Inogés, en la inauguración del Sínodo: «No tenemos que tener miedo a reconocer los errores cometidos»
Camino sinodal Santa Sede Última hora

Cristina Inogés, en la inauguración del Sínodo: «No tenemos que tener miedo a reconocer los errores cometidos»

«No tenemos que tener miedo a reconocer los errores cometidos. Pedro, sobre quien dijiste que edificarías la Iglesia, no comenzó bien su misión. Te negó tres veces; luego, fue al sepulcro, lo vio vacío, volvió con los demás, pero no anunció tu resurrección. Esto, que era fruto del miedo que sentía en esos momentos, se tornó decisión, fuerza y fe para cumplir el mandato que le habías dado cuando recibió la fuerza del Espíritu Santo». Así ha comenzado la teóloga española Cristina Inogés Sanz este sábado, 9 de octubre, su intervención en el acto de apertura del Sínodo sobre la Sinodalidad. La suya ha sido una de las dos meditaciones —la otra ha corrido a cargo del sacerdote de Burkina Faso Paul Béré— que han precedido al discurso del Papa Francisco y de los cardenales Mario Grech (secretario general del Sínodo de los Obispos) y Jean-Claude Hollerich, relator general, en la inauguración de los trabajos de la asamblea.

«Es bueno y saludable corregir los errores, pedir perdón por los delitos cometidos, y aprender a ser humildes», ha dicho Inogés, colaboradora de ECCLESIA. «Seguramente viviremos momentos de dolor, pero el dolor forma parte del amor. Y nos duele la Iglesia porque la amamos».

Un cambio que puede suponer «una revolución»

Para la teóloga zaragozana «la fidelidad a nuestra Iglesia exige que se viva un cambio» y ese cambio «puede suponer una revolución». En este sentido, ha querido subrayar que, «por primera vez», ha sido convocado a participar en un Sínodo de obispos «todo el pueblo de Dios».

«También están invitados a hacernos llegar su voz, su reflexión, sus preocupaciones, y su dolor, todos aquellos a los que un día no supimos escuchar y se fueron y no los echamos de menos. ¡Enseñadnos a ser mejores cristianos! ¡Enseñadnos a recuperar la esencia de la comunidad cristiana que es la comunión, no la exclusión!», ha pedido.

Una Iglesia-hogar, refugio para todos

Inogés, por último, ha reivindicado la diversidad en la Iglesia «como la gran riqueza que es». Jesús de Nazaret, ha recordado, «no nos dejó normas ni estructuras sobre cómo ser Iglesia, sí nos dejo una forma de vida con la que construir esa Iglesia llamada a ser refugio seguro para todos; lugar de encuentro y diálogo intercultural, espacio de creatividad teológica y pastoral con la que afrontar los desafíos a los que nos enfrentamos. En definitiva, ser la Iglesia-Hogar que todos añoramos».

Cristina Inogés forma parte de la Comisión Metodológica que coordina la francesa Nathalie Becquart, subsecretaria del Sínodo de los Obispos junto al obispo agustino español Luis Marín de San Martín. En la Comisión Teológica que coordina este último hay otros tres españoles: la profesora de la Universidad Pontificia Comillas Carmen Peña; el profesor de la Facultad de Teología del Norte de España, Eloy Bueno de la Fuente; y el jesuita Santiago Madrigal.

A las intervenciones en el aula han seguido diversos testimonios (de una joven de Sudáfrica, una monja de Estados Unidos, un obispo de Corea, una familia de Australia, un sacerdote de Brasil y un responsable de una comunidad religiosa de Francia) y el inicio de los trabajos en pequeños grupos. Esta tarde prosigue la actividad. Mañana domingo, a las diez horas, el Papa Francisco oficia la Santa Misa de apertura del Sínodo.

Entre los presentes en el aula este sábado, el cardenal Omella, arzobispo de Barcelona y presidente de la CEE.



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa