Firmas

Crepúsculo de otoño en Tascar, por Manuel Lozano Garrido

Carta para monasterios Sinaí y periodistas amigos de Lolo, por Rafael Higueras Álamo, Postulador de la Causa de Canonización del Beato LOLO, Jaén 5.1.17

A los monasterios SINAÍ

A periodistas amigos de Lolo

Es casi principio de año; es noche de Reyes. 

Y os pongo ese artículo de Lolo que sigue, a los monasterios de SINAÍ que rezáis por los periodistas y a los periodistas amigos de Lolo, por quienes rezan esos Monasterios ‘SINAÍ’.

Me gustaría mucho que en las babuchas de cada uno, junto a vuestro balcón, Dios derramara a raudales los mejores regalos que más necesitéis cada uno. 

Yo de mi parte, le digo a Lolo que así se lo diga al Señor (que seguro que Santa María no pondrá dificultad en dejarle al Niño en sus brazos: como cuando se lo dejaban al Lolo del sillón de ruedas en Tíscar sobre sus piernas doloridas, en el camarín del santuario, mientras cambiaban el manto a Nuestra Señora. Mirad lo que entonces escribió en alguna de esas ocasiones: (seguro que leer esto os hará disfrutar ¡y orar!).

A todos nos viene bien que Santa María “NOS ENSEÑE A ANDAR”… ¡Si enseñó a su divino Hijo, seguro que a nosotros también…!

Crepúsculo de otoño en Tascar, por Manuel Lozano Garrido, “Úbeda”, nº 43; julio 1953

  1. Un sayal de penitencia /visten los picos enhiestos /y el horizonte se sangra
    en un llanto de cerezos. /Brillan cendales de oros /al tornasol de los vientos:
    oro en ubérrimos valles,/ oro en los chopos erectos, /oro en las cumbres bravías,
    oro mar en los almendros.
     

    Que en la atalaya del Puerto
    la tarde se está muriendo.
     

  2. Por la cañada del río/ va un rumorcillo muy quedo / que, entre temblores de mimbre /
    y aroma de los espliegos,/dice al agua a las estrellas/susurros de amor eterno.
    Los senderos se han dormido/ sobre el castillo cimero,/la aguja de Peña Negra/
    ensarta grumos de cielo.

    Que en la atalaya del puerto
    la tarde se está muriendo.

  3. En la quietud de los valles, / -telar de líricos vuelos- / un grillo teje en la rueca
    de su son, tules de ensueño. / Se ha estremecido una alondra/
    y al tremolar de un jilguero /monta su guardia una estrella
    en nubes blancas de incienso/ y el aire es solo un liviano / cristal ambarino y terso.
  4. Calla el aire; duerme el prado / en regazo de silencio;
    silencio que en leve arrullo, / a la Virgen va diciendo:Que en la atalaya del Puerto
    la tarde se está muriendo.

     

  5. El crepúsculo de Tíscar / llamea tras los oteros / mientras el sauce suspira
    la ausencia del molinero / y madura el fruto verde /gravitando en el almendro.Es el instante del éxtasis / entre la tierra y el cielo, / entre la forma y lo íntimo,
    entre la vida y sus sueños /el que a la Reina / con la luz de sus reflejos.
  6. Éxtasis de sol y luna /que oyen con dulce embeleso / el dialoguillo que hilan
    la paloma y el lucero: Lucero, ¿por qué hoy estrenas / en tu rielar rayos nuevos?»

    «Paloma, ¿por qué empavesas / los arrullos de tu pecho?»
     
  7. Quiero ser voz mensajera, /quiero ser dosel y verso,
    que hoy al Niño, la Señora / enseña en su andar primero.» 
  8. Quiero ser luz diamantina,/ antorcha del gran portento,

    que a Jesús la Madre tierna/ llorando le va diciendo:

  9. «Espera, Hijo mío, espera/ y escucha mi dulce anhelo. /
    No poses tu pié de nardo/ sobre un camino de cieno;/ mira que crueles espinas,
    te llagaron sin remedio 
  10. «Déjame azucena henchida, / déjame andar mí sendero,
    /

    que hijos tuyos hoy tendrán/ Redención en mi desvelo.»

     

  11. «Mira Jesús, que de lirio, /me están el alma vistiendo/
    la aguja de tus afanes /y el humano menosprecio.» 
  12. “No llores, madre, no llores,
    porque en tus ojos yo quiero
    florezca la luz del mundo
    y su amoroso consuelo”. 
  13. Se ha deshecho ya el encanto; /ya las voces se perdieron; / ya todo lo acuna el río
    con la nana de sus ecos. / Sobre la torre encrespada / de un homenaje postrero,
    rutilante, faro y guía /de este Belén navideño, /brilla el lucero de Tíscar,
    cantando en el firmamento.

    Que en la atalaya del Puerto
    la tarde se está muriendo.
* * * * * * *
 

Seguro que estos versos de Lolo os han dejado mejor sabor de boca, ¿a que sí?

 
Un cordial saludo de mi parte, que no se me olvida que soy POSTULADOR (o sea: ‘el que pide’). Pues pido a Dios mucho por todos los ‘amigos de Lolo. ¡Pero que nadie se ‘duerma’, ni os olvidéis que SINAÍ -la obra de Lolo de oración por los periodistas está ‘despierta’: 58 monasterios ya…;todos necesitamos un milagro -y para eso hace falta mantener viva la difusión de la vida y obra de Lolo: folletos, estampas, artículos,… 

Foto de la portada del libro inédito desde 1960 y YA EDITADO- y así acabar llegando a la Canonización!

Rafael Higueras Álamo

Postulador de la Causa de Canonización del beato Lolo

www.amigosdelolo.com

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email