schoenstatt
Coronavirus Internacional

#CoronaMater: Schoenstatt se encomienda a María, Reina de la salud

Este miércoles 15 de abril, el movimiento apostólico Schoesntatt ha unido a todos sus santuarios repartidos en los cinco continentes a través de una Eucaristía retransmitida desde el santuario original en Alemania en la que se ha celebrado la Coronación de la Mater como Reina de la salud física y espiritual.
A través de las pantallas, los hogares se han convertido en pequeños santuarios donde con una imagen de la Mater cada familia ha elaborado una «corona» para simbólicamente coronar a María como «luz y esperanza» en estos tiempos de pandemia. «Nuestro santuario original es un lugar de encuentro, un hogar donde los hijos se reúnen en torno a su Madre y Reina, hogar que recibe la gratitud y la entrega», ha dicho el padre Rafael Fernández. «En este día queremos renovar nuestro amor y confianza en nuestra Madre, Reina, y Victoriosa. Por eso queremos regalarle nuevamente la corona. Como Familia de Schoenstatt queremos dar una respuesta al mundo en este tiempo de crisis y nos unimos en la oración para hacer de este tiempo algo verdaderamente extraordinario».

Una convocatoria internacional que ha reunido a miles de personas de la familia Schoenstatt que han pedido por toda la tierra que sufre en estos momentos a causa del coronavirus: «Manifiesta tu poder, protégenos y guíanos. Asiste con tu luz a todos los enfermos, fortalece a los profesionales de salud con tu sabiduría, regálales la luz que no tiene fin a todos tus hijos fallecidos en este tiempo y consuelo a sus familiares».

A través de la bendición de todas las coronas, se ha querido «expresar nuestra fe en que Ella ha asumido la responsabilidad sobre nuestra Familia en las situaciones más difíciles, pero también la confianza inderrocable en que Ella haría efectiva su responsabilidad». En redes sociales, el hastagh #coronaMater ha querido ser «luz para el mundo, luz que rompe las tinieblas en este tiempo de oscuridad, de miedo y de incertidumbre…. María eres nuestra Reina, eres nuestra luz de esperanza, ¡te coronamos!».

Print Friendly, PDF & Email