Iglesia en España Última hora

Controlado el brote de coronavirus en el Centro Espiritualidad Loyola

La rápida actuación del CEL (Centro de Espiritualidad de Loyola) en colaboración con el servicio de Salud Pública del País Vasco, ha controlado un brote de coronavirus en el centro. Tal y como ha explicado a Ecclesia su director, Ignacio García Velasco, «uno de los religiosos de 88 años que participaba en uno de los grupos de ejercicios espirituales comenzó a sentirse mal, con algunos síntomas leves, por lo que se le realizó una PCR que dio positivo».

Por este motivo, al día siguiente se hizo la PCR a todas las personas del CEL, residentes que participaban en varias tandas, comunidad de religiosas y todas las personas que trabajan en el centro. «El resultado fueron cuatro positivos de las 73 pruebas que se practicaron, todos ellos asintomáticos», que ahora están a la espera «de repetir el test el próximo 19 de agosto», ha explicado García. De acuerdo con las autoridades, «hemos decidido cancelar las actividades pendientes hasta el próximo septiembre, cerrar la casa y organizar un período de confinamiento hasta ese día para quienes estábamos aquí».

La religiosa Xiskya Valladares, de la congregación Pureza de María, es una de las personas confinadas en el CEL, y ha agradecido a través de las redes sociales «el protocolo de seguridad de la casa» gracias al cual «no hay más contagios». Además ha destacado «la eficacia de la sanidad pública del País Vasco. La rapidez en hacernos los test, en dar los resultados, en tomar decisiones, es increíble».

Tal y como explican desde la Compañía de Jesús es España, «en este momento los cuatro positivos están confinados en su habitación en una zona de aislamiento prevista en el plan de contingencia desde que se abrió la casa el 29 de junio». El resto de personas que durante diez días estarán también confinados con medidas de protección, «podrán moverse por la casa y por la parte del monte del recinto, a la que en estos días no accederá nadie más». El Santuario y la Comunidad de jesuitas, por su parte, no se han visto afectados por este brote al ser dos edificios independientes.

También desde el Centro de Espiritualidad, han transmitido «su disculpa a quienes tenían que empezar alguna tanda en estos días (se han suspendido cuatro tandas de ejercicios previstas) pero es verdad que en este momento la seguridad de todos es una prioridad».

Print Friendly, PDF & Email