Revista Ecclesia » Consternación y profundo dolor de los obispos de México ante el asesinato de un sacerdote de la Diócesis de Izcalli
Internacional

Consternación y profundo dolor de los obispos de México ante el asesinato de un sacerdote de la Diócesis de Izcalli

Consternación y profundo dolor de los obispos de México ante el asesinato de un sacerdote de la Diócesis de Izcalli
La Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) ha manifestado suconsternación y profundo dolor por el asesinato del sacerdote Rubén Alcántara Díaz, quien desempeñaba su servicio como Vicario Judicial y rector de la iglesia, Nuestra Señora del Carmen.
“(…) hacemos un firme llamado a la autoridad competente, para que continúe la investigación y llegue al esclarecimiento de los hechos y se haga justicia”, señala un comunicado difundido por la CEM y que enseguida ofrecemos.
Ciudad de México, 19 de abril del 2018

COMUNICADO

“Yo soy la Resurrección y la Vida. El que cree en Mí, aunque haya muerto vivirá, y todo aquél que está vivo y creen mí, no morirá para siempre” (Jn. 11, 25). La Conferencia del Episcopado Mexicano se une a la pena que embarga a Monseñor Francisco González Ramos, al clero, a la vida consagrada y a los fieles laicos de la Diócesis de Izcalli por el sensible fallecimiento del Pbro. Rubén Alcántara Díaz, quien desempeñaba su servicio como Vicario Judicial y rector de la iglesia, Nuestra Señora del Carmen, quien fue víctima de un ataque violento que lo privó de la vida.

Expresamos nuestra consternación y profundo dolor ante este hecho tan lamentable y ante la situación alarmante de violencia que se vive en nuestro país. Y hacemos un firme llamado a la autoridad competente, para que continúe la investigación y llegue al esclarecimiento de los hechos y se haga justicia.
Elevamos nuestras fervientes plegarias a nuestro Padre Dios, justo y bueno, por el eterno descanso del padre Rubén que dio testimonio de servicio a la Iglesia de Izcalli, y pedimos para que el Señor conceda a sus familiares el consuelo de la fe.

Oramos también por todos aquellos que actúan despreciando la vida humana, para que Dios en su misericordia los perdone, y les haga recapacitar y convertirse de corazón.

+ José Francisco Cardenal Robles Ortega
Arzobispo de Guadalajara

Presidente de la CEM

+ Alfonso G. Miranda Guardiola
Obispo Auxiliar de Monterrey
Secretario General de la CEM



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cada semana, en tu casa