Revista Ecclesia » Congreso Católicos y Vida Pública 2013: Manuel Pizarro habla de la crisis
manuel-pizarro
Iglesia en España

Congreso Católicos y Vida Pública 2013: Manuel Pizarro habla de la crisis

Congreso Católicos y Vida Pública 2013: Manuel Pizarro habla de la crisis. Manuel Pizarro afirma que la crisis “no habría sido tan fuerte” si en 2008 se hubieran tomado medidas

No hubo un mal diagnóstico, se sabía lo que pasaba y se ocultó”, ha afirmado en la conferencia inaugural del XV Congreso Católicos y Vida Pública, organizado por la ACdP y la Fundación Universitaria San Pablo CEU.

Ha abogado por pedir “responsabilidades” a los directivos de las entidades que lo hicieron mal y han tenido que recibir ayuda pública.

Afirma que los cristianos y su mensaje deben ser la sal de la tierra que “prevenga la corrupción y luche contra todo lo que disuelve la sociedad”.

Manuel Pizarro considera que, si en 2008 se hubieran tomado las medidas adecuadas, “la crisis no habría sido tan fuerte”. Así lo ha afirmado tras ser preguntado por el debate que mantuvo hace cinco año con Pedro Solbes durante el turno de preguntas de su intervención en el XV Congreso Católicos y Vida Pública, organizado por la Asociación Católica de Propagandistas (ACdP) y la Fundación Universitaria San Pablo CEU.

Es una pena”, ha comentado Pizarro, porque “el tiempo demostró que las instituciones financieras que adoptaron medidas no sufrieron tanto durante la crisis”. A su juicio, el Gobierno por entonces presidido por Rodríguez Zapatero negó en aquel tiempo la existencia de la crisis no por ignorancia sino por cálculo. “No hubo un mal diagnóstico, se sabía lo que pasaba y se ocultó”. En este punto, ha aludido al argumento que esgrimieron en su día las autoridades del Banco Central, que dijeron haber silenciado los negativos datos económicos para no intervenir en la campaña electoral de 2008. Pero, a juicio del ponente, sí intervinieron, lo hicieron de modo “negativo”.

Asimismo, el Abogado del Estado, ha denunciado la “competencia desleal” que se hace a las entidades que lo hicieron bien cuando “no se saca del mercado” a los que “lo hicieron mal”. “Se les quitan los créditos malos, no tienen que provisionar y, encima, hacen la competencia a los que hicieron las cosas bien”. No quiere decir esto que proponga dejar caer a los bancos. Más bien se ha referido a “dejar caer a los banqueros”, en el sentido de que hay que “pedir responsabilidades”.

Al hablar de premiar al que se comportó correctamente y “castigar” al que no lo hizo, Pizarro ha subrayado que esto está en la lógica del Evangelio. En parecida línea, ha apelado al espíritu de la “penitencia” para salir de la crisis. “Ahora toca penitencia, sacrifico y purificación, sólo con un cambio radical podremos alcanzar la resurrección que, en este caso, sería la salida de la crisis”.

Posteriormente, ha aludido a la virtud de la esperanza, que da título la actual edición del Congreso Católicos y Vida Pública, al decir que “salir de esta crisis va a costar mucho, pero no hay que desesperar”, pues la desesperación es también expresión de un pecado de “soberbia”.

Pizarro ha destacado en varios momentos de su intervención la fortuna que tienen los cristianos de contar con el Evangelio. Éstos, deben ser la luz del mundo y la sal de la tierra que “prevenga la corrupción y luche contra todo lo que disuelve la sociedad”.



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cada semana, en tu casa